El Rector de la ULE ha participado por videoconferencia en la Asamblea de la CRUE de hoy

Juan Francisco García Marín, Rector de la Universidad de León (ULE), ha tomado parte en la Asamblea General de la CRUE (Conferencia de Rectores de Universidades Españolas) que se ha celebrado en la mañana de hoy a través de videoconferencia. Se ha tratado de una sesión extraordinaria y de carácter informativo, que ha dado comienzo a las 12:00 horas, y en la que García Marín ha participado desde la Sala Martín Sarmiento del Edificio del Pabellón de Gobierno.

Por primera vez en sus más de 25 años de historia, los rectores de las 76 universidades que forman parte de la institución se han reunido de manera telemática para analizar las actuaciones durante el estado de alarma decretado a consecuencia de la pandemia de la COVID-19 y debatir sobre las próximas acciones para mantener la calidad y competitividad internacional del Sistema Universitario Español (SUE). “Una vez más, -señalan desde la organización de la asamblea-, las universidades españolas han vuelto a dar ejemplo de capacidad de adaptación ante un escenario tan complejo como el provocado por el coronavirus”.

El orden del día se ha abierto con un informe del presidente de la CRUE y rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, que ha realizado un detenido repaso por las diferentes actuaciones que se han desarrollado durante el estado de alarma. En su intervención, Gómez Villamandos ha agradecido a los participantes en la Asamblea, “como rector, como compañero, como ciudadano”, el esfuerzo realizado por todos “para mantener la calidad de la actividad universitaria, la equidad y la igualdad de oportunidades”.

Entre las acciones realizadas durante los casi dos meses que dura ya la actual situación, Gómez Villamandos detalló las siguientes actuaciones:

– Distribución de material y soporte a los alumnos con más dificultades para acceder a la docencia desde las plataformas virtuales

-Puesta en marcha la web Conectad@s: La Universidad en casa, junto con el Ministerio de Universidades

– Colaboración en la adaptación de la Prueba de Acceso a la Universidad

– Elaboración de guías de procedimientos de evaluación no presencial

– Solicitud al Ministerio de Cultura para el libre acceso a las obras cuya titularidad corresponde a las editoriales

– Difusión de recomendaciones sobre la realización de tesis doctorales durante la vigencia del estado de alarma y la reapertura de las bibliotecas universitarias y científicas

Respecto del potencial investigador humano y técnico de las universidades puesto al servicio de la sociedad, el presidente de Crue destacó:

– La puesta a disposición de las autoridades de dos millones de guantes, 75.000 mascarillas y 6.000 EPIs, así como 300 laboratorios y casi 2.000 expertos en pruebas PCR de la Universidad para frenar la propagación del coronavirus

– El lanzamiento, junto con el banco Santander y el CSIC, del fondo SUPERA COVID-19, dotado con más de 8 millones de euros, dirigido a financiar programas, proyectos colaborativos y medidas de apoyo al ámbito universitario para minimizar el impacto de la crisis provocada por el coronavirus en los ámbitos sanitario, educativo y social

– Las gestiones realizadas para velar por la contratación de estudiantes de último curso de Medicina y enfermería para que acudiesen a ayudar a los hospitales colapsados con las mayores garantías

Además, el presidente de Crue recordó que desde la institución siempre se han tenido presentes las necesidades concretas de toda la comunidad universitaria, y destacó:

– La ayuda para organizar junto con los ministerios de Asuntos Exteriores y de Universidades el retorno de la comunidad universitaria desplazada fuera de España en programas de movilidad

– La implementación del teletrabajo como un recurso a potenciar de forma sistemática

– La reclamación al gobierno para activar los procedimientos de contratación y promoción para hacer frente con garantías al curso que viene

– La petición con carácter urgente al Ministerio de Educación y al de Universidades de la revisión y adecuación de los requisitos de la adjudicación de las becas para mitigar el impacto de esta pandemia sobre el estudiantado más vulnerable

– El trasladado, a los ministerios competentes, de las peticiones de los y las universitarias para que se les autorizase el desplazamiento a sus lugares de estudio a recoger el material que no se pudieron llevar

Gómez Villamandos ha recordado ante la Asamblea General cómo desde las universidades se ha trabajado sin descanso “para que nadie quede atrás por la pandemia”, y animó a los rectores a seguir poniendo en valor la realidad del SUE y a desmentir los discursos catastrofistas. A modo de conclusión afirmó que “tenemos que seguir siendo altavoces de la excelente labor que se está realizando desde las universidades. No solo el estudiantado no va a salir perjudicado, sino que van a adquirir unas competencias que de otra forma no hubiesen adquirido”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *