Izquierda unida de san Andrés del rabanedo solicita a través de una moción que se impulse un sistema de residencias de mayores público, universal y de calida

El Grupo de Izquierda Unida en San Andrés afirma que la crisis del COVID ha hecho salir a la luz las enormes carencias del modelo residencial en nuestra CCAA. “Este virus ha impactado gravemente sobre dichas residencias. La tasa de mortalidad ha sido escandalosa: han fallecido 14.000 personas ancianas en residencias, lo que supone el 67 % del total de víctimas. El virus también ha tenido efectos sobre el personal que trabaja en estos centros, constituido en un 90% por mujeres precarizadas.”, comunica la Portavoz de IU San Andrés, Laura Fernández.

Antes de que llegara la emergencia sanitaria, ya se habían producido denuncias respecto al modelo de residencias implantado en España. Entre las principales críticas, se encuentran la desigualdad entre regiones, la falta crónica de personal -tanto en las públicas como en las privadas-, la precariedad laboral -fruto del escaso valor que se le da al trabajo de cuidados- y la escasez de recursos. La crisis del coronavirus no ha hecho más que poner sobre la mesa todos estos problemas, que se han agravado con la emergencia sanitaria, poniendo al límite los recursos humanos y materiales con que cuentan estos centros. Así mismo, la falta de transparencia y la mala gestión de la información han aumentado el desconcierto de las familias de las personas residentes.

Por estos motivos, la agrupación municipal de San Andrés reclama a través de esta moción que el Gobierno Central y al Gobierno Autonómico impulsen un sistema de residencias público, universal, de calidad y de gestión directa o en colaboración, mediante diferentes fórmulas con la comunidad, entendiendo que el sistema de cuidados de personas mayores debe ser un modelo de Atención Centrado en la Persona (ACP), que respete y fomente la autonomía y la dignidad de las personas y proporcione unos servicios adaptados a las necesidades de las personas. Las residencias deben tender a ser un lugar donde vivir como en casa.

“En esa misma línea, exigimos que se garantice una eficiente coordinación y asignación conjunta en las prestaciones entre Salud y Servicios Sociales, aplicando un modelo de cuidados que respete la autonomía, dignidad y preferencias de cada persona; que se asegure la transparencia en la gestión de los servicios residenciales y se refuercen los mecanismos de inspección y control necesarios; que se elabore un Programa de acreditación de calidad de Residencias de Mayores, que permita garantizar una atención digna a las personas mayores; que se trabaje para revalorizar y dignificar el trabajo de cuidados, garantizando a las trabajadoras de las residencias tanto un salario adecuado y suficiente como condiciones de trabajo seguras y con todos los medios de protección necesarios; y que desde la Junta de Castilla y León se elabore un Reglamento adecuado a las necesidades de nuestra CCAA, que apueste por lo público y obligue a las residencias a dotaciones de personal especializado y suficiente, fomentando también la creación de residencias más pequeñas y preparadas ya para la lucha contra futuras pandemias de una manera más eficaz.”, informan desde el grupo municipal de IU San Andrés.

“En cuanto al Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, también pedimos compromiso para colaborar con otras administraciones y garantizar suelos o equipamientos públicos que puedan impulsar en nuestro municipio un sistema de residencias público, universal y de calidad; y que, a través de los servicios sociales municipales, detecte, si los hubiera, necesidades o incumplimientos objetivos en cualquier establecimiento residencial de personas mayores o con discapacidad del municipio, al objeto de transmitir la situación a las instancias competentes para la actuación que proceda.”, concluye Laura Fernández.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *