San Andrés recuerda a los propietarios de pozos la obligatoriedad de cubrirlos y señalizarlos para evitar accidentes

El Ayuntamiento ha emitido un bando en el que apela al cumplimiento de la Ley de Urbanismo de Castilla y León para prevenir la caída de personas o animales, tras detectarse en el municipio la presencia de pozos sin tapar que pueden suponen un riesgo para la seguridad pública. 

 

30 de junio de 2020.- El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo recuerda a los propietarios de solares o fincas en cuyo interior existan pozos sin señalizar y sin un cerramiento adecuado la necesidad de cubrirlos para evitar la caída accidental de personas o animales.

Después de detectarse, por parte de la Concejalía de Urbanismo y Medio Ambiente que encabeza Manuel Ángel García Aller, la existencia de este tipo de excavaciones verticales sin proteger en fincas de fácil acceso, se ha emitido un bando en el que se apela al cumplimiento de la Ley de Urbanismo de Castilla y León, que establece la obligatoriedad de los propietarios “de mantener los solares urbanos en condiciones de seguridad, salubridad ornato público y habitabilidad, debiendo proceder a cubrir y señalizar los pozos que tengan en su interior. 

El bando, rubricado por la alcaldesa, Camino Cabañas, apunta que de esta forma se contribuye a evitar que se produzcan accidentes, con la caída fortuita de personas o animales, siendo responsables los propietarios de los daños que se puedan ocasionar. 

En este sentido, el Ayuntamiento ha recibido avisos de la ciudadanía, a través de los canales habituales de comunicación, en los que se advierte de la existencia de estos pozos sin protección, por lo que ya se han remitido requerimientos a los propietarios para que actúen al respecto a la mayor brevedad.

 

Del mismo modo, se ha procedido a señalizarlos, con la ayuda de Protección Civil, como medida transitoria para evitar accidentes, aunque “la responsabilidad última es de los propietarios, que deben actuar por el bien de todos, pues es una cuestión que afecta a la seguridad”, tal y como ha recordado el concejal, quien ha insistido en la necesidad de tomar medidas. 

 

RESCATE DE UN PERRO CON FINAL FELIZ

Recientemente, la Policía Local y Protección Civil procedieron al rescate de un perro que se precipitó a un pozo sin protección ubicado en una finca particular de la pedanía de San Andrés cuando paseaba con sus propietarias sin, afortunadamente, mayores consecuencias. 

El pozo, cuyo propietario ha sido requerido por el Consistorio para que adopte las medidas de protección oportunas, fue señalizado para evitar más episodios como este. El Consistorio agradece la intervención tanto de los agentes de la Policía Local como de los voluntarios de Protección Civil “que no dudaron en acudir al rescate del animal,  logrando que todo quedase en un susto, en un ejemplo más de su entrega y vocación de servicio público”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *