Cariño, vamos al cine

El equipo de psicólogos de CEPTECO (Centro Psicológico de Terapia de Conducta) de León (Miguel Ángel y David Cueto), junto al profesor de Lingüística General de la Universidad de Oviedo (Enrique del Teso), han publicado el libro Cariño, vamos al cine. El Cine en la Terapia de Pareja como Estrategia Comunicativa.

En el libro se comentan escenas de más de 25 películas para ayudar a las parejas a mejorar su relación. Los autores suelen utilizarlas en la terapia de pareja y en la formación del alumnado. A través de estas escenas de cine se pretende que, mediante un proceso de aprendizaje observacional, se valoren las señales que hace que una pareja mantenga una buena comunicación. Se analizan asimismo las señales que transmitimos o recibimos cuando nos comunicamos que podrían generar conflictos en la pareja y que nos pueden ayudar a mejorar la relación.

Comentar y valorar estas escenas con los miembros de la pareja en la terapia hemos observado que les ayuda a examinar sus propias relaciones y diferenciar las interacciones sanas de las problemáticas en su interacción.

Porque en las películas podemos encontrar una cantidad casi ilimitada de situaciones que, por la pericia de los directores y actores, podemos mirar como reales. El valor de este medio reside en que permite observar estas experiencias reales que se pueden analizar y en las que podemos reconocernos y aprender.

En todo proceso de interacción en la pareja existen respuestas diferentes, tanto en el que emite el mensaje como en el que lo recibe. En este juego comunicativo existen diversas variables que modulan las conductas de ambos y que han sido muy bien recogidas en las escenas de cine.

En el libro aparecen innumerables ejemplos. Están contenidas escenas de las películas de José Luis Garci con Asignatura pendiente, de Itziar Bollain con Te doy mis ojos, de Woody Allen con Annie Hall, de Clind Eatswood con Los puentes de Madison, de Cohen con Fargo, de Reiner con Historia de lo nuestro, de Monty Python con Los caballeros de la mesa cuadrada y de Weber con Salir del armario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *