Sr. Alcalde, señores concejales:

Sorpresa e incredulidad, no exenta de indignación, nos produjo su negativa para poner en marcha una Comunidad Autónoma para el conjunto de la Región Leonesa al rechazar la respectiva moción. Esa decisión, supone, sin duda, una mancha en la historia de su Ayuntamiento y será recordada por mucho tiempo frente a otros municipios que sí han entendido el grave momento por el que transitamos. Una decisión de ese tenor solo puede tomarse por dos razones, por desconocimiento o por sucumbir a la influencia partidista.

 

Intentando paliar su posible desconocimiento de la historia del Reino de León, con esta misma fecha les hemos remitido un paquete con un significativo libro: “León, Historia y Herencia”. Podrán constatar, con orgullo, gran parte de lo que nuestros antepasados llevaron a cabo, por ejemplo, en la época medieval, el otorgamiento del Fuero de León (1017), las celebración de las primeras Cortes con representación popular (1188), la gestación de la primera universidad española, la de Salamanca (1218). Su lectura les será de necesaria Educación en Ciudadanía Leonesa. Los datos del declive actual los conocen de sobra, por lo que consideramos redundante mencionarlos.

 

Por lo que hace al desdichado tema de la coacción, impropio de un régimen democrático (claro que algunos dudan que la democracia haya llegado a León), nuestros amigos y compañeros de la Asociación Gastronómica Región Leonesa para el buen yantar, han decidido obsequiarles con un paquete de lentejas castellanas (adjunto en el paquete arriba mencionado), ya que parecen apreciarlas más que las de nuestra tierra, mientras siguen esperando las que les prometieron “desde arriba”y que (no sean crédulos) no llegarán nunca. Recuerden la historia de Esaú, Jacob y los derechos de primogenitura.

 

Animamos a las juntas vecinales de su ayuntamiento, depositarias de la democracia concejil, menos sujetas a presiones externas, a que expresen su opinión. No se pide ser más que nadie, pero tampoco menos. Tenemos derecho a ser como el resto de las regiones de España y a que se respeten nuestro nombre, nuestra historia, nuestra cultura, nuestra identidad y nuestra economía.

 

Esperamos que en otras votaciones ustedes puedan recuperar su perdida imagen, siguiendo el ejemplo de otros concejales de sus partidos en los diferentes ayuntamientos que, a día de hoy, han apoyado la citada moción, teniendo muy claro que su primera obligación no es para con sus partidos sino para con sus convecinos, cuya opinión, nos consta, difiere, en la mayoría de los casos, de la de ese Ayuntamiento.

 

 

                         Alicia Valmaseda Merino

       Coordinadora y Portavoz de ComunidadLeonesa.ES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *