La Facultad de Filosofía y Letras organiza el I Crime Room, una trama lúdico-académica

El Departamento de Filología Moderna de la Universidad de León (ULE), en colaboración con el Departamento de Filología Hispánica y Clásica y el Instituto de Humanismo y Tradición Clásica, organiza el ‘I Crime Room’ de la Facultad de Filosofía y Letras que se producirá los días 29 y 30 de   octubre. Esta actividad lúdico-académica parte de la idea de ficcionalizar el espacio académico de forma que se respeten las normativas y los protocolos establecidos a causa de la pandemia por COVID-19, y que, al mismo tiempo, no se pierda el carácter emblemático de espacio dinamizador cultural que representa la Facultad de Filosofía y Letras de la ULE.

‘Un asesino anda suelto por la facultad…y porta un peligroso virus…¿te vas a quedar ahí parado?’. Con esta frase se anuncia la actividad a la que están llamados a participar principalmente estudiantes, aunque también pueden hacerlo profesores y personal de administración y servicios. “Todos serán cómplices y depositarios de valiosa información para resolver un asesinato que se va a cometer en el hall de la facultad”, explican las profesoras responsables de la organización de esta iniciativa, Imelda Martín Junquera, del Departamento de Filología Moderna, Miriam López Santos y María Gutiérrez Campelo, del Departamento de Filología Hispánica y Clásica.

Los estudiantes interesados en participar en el I Crime Room –que incluye un reconocimiento de 0,5 créditos ECTS- han de inscribirse gratuitamente en el correo electrónico: crimeroomfyl2020@gmail.com indicando su nombre y apellidos y la titulación que están cursando. Mediante esta inscripción se les harán llegar las instrucciones para comenzar el juego que se desarrollará entre la última semana de octubre, con el fin de aproximarse a la celebración de Samhein o Halloween.

Para la organización del juego, el Departamento cuenta con el apoyo del Decanato de la Facultad, el Grupo de Innovación Docente de Literatura Española, el CFIE y las librerías Tula Varona, Santos Lectores, Elektra Comics y Nivel 13. En estos espacios se localizarán también pistas y resoluciones a enigmas para llegar al final de la trama. El ganador o ganadora se determinará por el tiempo, es decir, el estudiante que tarde menos tiempo en descubrir al asesino, el móvil y el arma, ganará la partida y se llevará dos vales de 20€, uno canjeable por libros o material de la librería Nivel 13 y el otro en Librería Santos Lectores. Los participantes que terminen en segundo y tercer lugar dispondrán de un vale de 20€: el segundo en Elektra Comics y el tercero en Tula Varona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar

Los trabajos han sido realizados por la Brigada de Patrimonio del Centro de los Oficios dependiente de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural El Ayuntamiento de León ha restaurado la escultura ‘León, ciudad bimilenaria’ de Juan Carlos Ponga que se encuentra situada en la plaza San Marcelo de la ciudad y que se encontraba muy deteriorada. Una intervención que ha sido posible gracias a la Brigada de Patrimonio del Centro de los Oficios dependiente de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural que dirige Evelia Fernández. En los trabajos, en los que se ha repuesto el 80 por ciento de la peana hecha en piedra caliza, también se ha reparado la cimentación de la maqueta cuyas placas originales se habían caído, separado y agrietado. El taller de cantería del Centro de los Oficios ha retirado todas las piedras de la peana de las que solo se ha podido recuperar una pequeña parte. El resto se ha sustituido por piedra de las mismas canteras. Previamente, y para evitar futuros desperfectos, se han cimentado las caras posterior y lateral y se han colocado las placas laterales, de tres centímetros de espesor, unidas con grapas de acero inoxidable entre sí a la cimentación. También se han retirado todos los sillares moldurados del perímetro superior y ocho centímetros de espesor, se han limpiado los que se han podido reutilizar y el resto se ha repuesto con piezas nuevas. Además, los trabajadores del Centro de los Oficios han nivelado y afinado todas las piedras de la peana y, posteriormente, siguiendo las directrices del autor de la obra y bajo la supervisión del arqueólogo municipal, Victorino García Marcos, han limpiado la escultura con agua a presión y detergente neutro y la han lavado con cera líquida y agua. También se ha colocado una cinta de neopreno perimetral entre las bases de las maquetas y los sillares horizontales de la peana para amortiguar las dilataciones del bronce.