El Albéitar acoge el viernes el homenaje de Norberto Magín a los acordeonistas mineros

El Área de Actividades Culturales de la Universidad de León (ULE) ha programado la actuación de Norberto Magín, que presentará el espectáculo titulado ‘Marcha Negra’, a modo de homenaje a los acordeonistas mineros, el viernes 30 de octubre a las 20:15 horas en el Teatro El Albéitar. El concierto tiene una duración prevista de 70 minutos, y contará con la participación de los siguientes invitados Víctor M. Díez, Epigmenio Rodríguez, Yanicet Lobaina y Javier R. de la Varga.

El acordeonista Norberto Magín es el último eslabón de una de las estirpes de artesanos musicales más longevas del noroeste de la provincia de León. “Todo empezó, -explica-, en una familia de músicos de la comarca de Babia. La primera referencia musical que tengo es la de mi bisabuelo, ‘el Dulce’, que era contratado para cantar las misas en latín. Luego, fue mi abuelo Magín que, siguiendo las modas de la época, aprendió a tocar el acordeón y junto a uno de sus hermanos formaron la ‘Orquestina Hermanos Prieto’, recorriendo las comarcas de Babia, Laciana, Somiedo y Omaña. Más tarde, fue mi padre, Norberto, que acompañó a mi abuelo por las fiestas populares y posteriormente fui yo, el último eslabón hasta el momento”

Hay que apuntar que Magín es titulado superior en acordeón y posee dos Másters, uno en Formación del Profesorado y otro en Música Hispana. Además, ha complementado su formación con clases magistrales de acordeonistas de prestigio internacional como Mika Vayrÿnen, Claudio Jacomucci, Francesco Gesualdi, Cesar Frank, Ángel Luis Castaño o Gorka Hermosa.

UN INSTRUMENTO QUE ARRAIGÓ MUY BIEN EN CUENCAS Y VALLES LEONESES

El disco ‘Marcha Negra’ nació como un homenaje a los acordeonistas mineros, y aquí hay que recordar que cuando los mineros de la primera ‘marcha negra’ llegaron por fin a Madrid después de andar y sufrir muchos kilómetros, lo hicieron al son de Santa Bárbara Bendita tocada al acordeón.

Se trata de un instrumento que, como explica Norberto Magín, “nació a principios del siglo XIX en Viena y rápidamente es un éxito entre el pueblo, incorporándose a casi todos los folclores del mundo”. El acordeón “arraigó muy bien, por medio de la revolución industrial y la minería, en las cuencas y valles leoneses”.

Las entradas tienen un precio de 8 euros y se podrán adquirir a partir de las 20:15 horas en la taquilla del teatro. Los miembros de la comunidad universitaria se podrán beneficiar de un descuento del 50% presentando su carné universitario y DNI. (Se recuerda que el aforo será reducido, y que es obligatorio acudir con mascarilla y cumplir con las medidas que aconsejan las autoridades sanitarias para evitar los contagios de Covid-19).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar

Los trabajos han sido realizados por la Brigada de Patrimonio del Centro de los Oficios dependiente de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural El Ayuntamiento de León ha restaurado la escultura ‘León, ciudad bimilenaria’ de Juan Carlos Ponga que se encuentra situada en la plaza San Marcelo de la ciudad y que se encontraba muy deteriorada. Una intervención que ha sido posible gracias a la Brigada de Patrimonio del Centro de los Oficios dependiente de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural que dirige Evelia Fernández. En los trabajos, en los que se ha repuesto el 80 por ciento de la peana hecha en piedra caliza, también se ha reparado la cimentación de la maqueta cuyas placas originales se habían caído, separado y agrietado. El taller de cantería del Centro de los Oficios ha retirado todas las piedras de la peana de las que solo se ha podido recuperar una pequeña parte. El resto se ha sustituido por piedra de las mismas canteras. Previamente, y para evitar futuros desperfectos, se han cimentado las caras posterior y lateral y se han colocado las placas laterales, de tres centímetros de espesor, unidas con grapas de acero inoxidable entre sí a la cimentación. También se han retirado todos los sillares moldurados del perímetro superior y ocho centímetros de espesor, se han limpiado los que se han podido reutilizar y el resto se ha repuesto con piezas nuevas. Además, los trabajadores del Centro de los Oficios han nivelado y afinado todas las piedras de la peana y, posteriormente, siguiendo las directrices del autor de la obra y bajo la supervisión del arqueólogo municipal, Victorino García Marcos, han limpiado la escultura con agua a presión y detergente neutro y la han lavado con cera líquida y agua. También se ha colocado una cinta de neopreno perimetral entre las bases de las maquetas y los sillares horizontales de la peana para amortiguar las dilataciones del bronce.