Villaquilambre celebra su ‘Territorio Solidario’ más necesario

El concejal responsable recalcó la importancia de una actividad que servirá para ayudar a las familias más necesitadas del municipio en un año especialmente difícil debido a la crisis del Coronavirus. Desde hoy hasta el domingo se podrán donar alimentos, juguetes, pañales y material escolar en los tres colegios del municipio y en el Consistorio. Estos lugares estarán dotados de contenedores especiales para cada tipo de material. Este año debido a la pandemia no se realizará ninguna actividad.

Una de las actividades clásicas que se llevan a cabo desde el Ayuntamiento de Villaquilambre, ‘El Territorio Solidario’, se ha adelantado a sus fechas habituales. Y es que, la situación generada por la COVID-19 ha llevado a la Concejalía que dirige Rodrigo Valle  a que sea esta misma semana la  elegida para recoger las donaciones que los vecinos hacen para las familias más desfavorecidas del municipio.

Asimismo, hay que señalar que la pandemia ha llevado a la organización de la iniciativa a cancelar todas las actividades que se realizan  habitualmente, pero lo que no se ha suspendido es el fin último del ‘Territorio Solidario’, la recogida de alimentos y material escolar para que el departamento de Servicios Sociales lo ponga a disposición de los vecinos más necesitados.

En este sentido, hay que señalar que por primera vez los tres centros educativos de  Villaquilambre, junto con el Consistorio, se convertirán en los puntos de recogida de todo el material donado, y para ello se han instalado en estas ubicaciones contenedores especiales en los que los vecinos podrán depositar la ayuda.

Una vez termine el plazo de entrega el  departamento  de Servicios Sociales repartirá lo recogido entre todos los solicitantes, mientras que lo relativo al material escolar será gestionado por las  direcciones de los Centros educativos, ya que desde la Concejalía se considera que nadie mejor que ellos conoce las familias que más lo pueden necesitar.

Por último, el concejal responsable, Rodrigo  Valle, ha querido recalcar la importancia de esta edición del territorio Solidario, “este año hemos adelantado la actividad por las circunstancias sociales y lo hemos focalizado en nuestros colegios que siempre se vuelcan en ayudarnos. Es una iniciativa que tienen un componente muy especial, porque todos sabemos que hay gente que puede quedarse atrás y desde el Ayuntamiento de Villaquilambre vamos a hacer todo lo posible para que no sea así”.

Los trabajos han sido realizados por la Brigada de Patrimonio del Centro de los Oficios dependiente de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural El Ayuntamiento de León ha restaurado la escultura ‘León, ciudad bimilenaria’ de Juan Carlos Ponga que se encuentra situada en la plaza San Marcelo de la ciudad y que se encontraba muy deteriorada. Una intervención que ha sido posible gracias a la Brigada de Patrimonio del Centro de los Oficios dependiente de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural que dirige Evelia Fernández. En los trabajos, en los que se ha repuesto el 80 por ciento de la peana hecha en piedra caliza, también se ha reparado la cimentación de la maqueta cuyas placas originales se habían caído, separado y agrietado. El taller de cantería del Centro de los Oficios ha retirado todas las piedras de la peana de las que solo se ha podido recuperar una pequeña parte. El resto se ha sustituido por piedra de las mismas canteras. Previamente, y para evitar futuros desperfectos, se han cimentado las caras posterior y lateral y se han colocado las placas laterales, de tres centímetros de espesor, unidas con grapas de acero inoxidable entre sí a la cimentación. También se han retirado todos los sillares moldurados del perímetro superior y ocho centímetros de espesor, se han limpiado los que se han podido reutilizar y el resto se ha repuesto con piezas nuevas. Además, los trabajadores del Centro de los Oficios han nivelado y afinado todas las piedras de la peana y, posteriormente, siguiendo las directrices del autor de la obra y bajo la supervisión del arqueólogo municipal, Victorino García Marcos, han limpiado la escultura con agua a presión y detergente neutro y la han lavado con cera líquida y agua. También se ha colocado una cinta de neopreno perimetral entre las bases de las maquetas y los sillares horizontales de la peana para amortiguar las dilataciones del bronce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar

Los trabajos han sido realizados por la Brigada de Patrimonio del Centro de los Oficios dependiente de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural El Ayuntamiento de León ha restaurado la escultura ‘León, ciudad bimilenaria’ de Juan Carlos Ponga que se encuentra situada en la plaza San Marcelo de la ciudad y que se encontraba muy deteriorada. Una intervención que ha sido posible gracias a la Brigada de Patrimonio del Centro de los Oficios dependiente de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural que dirige Evelia Fernández. En los trabajos, en los que se ha repuesto el 80 por ciento de la peana hecha en piedra caliza, también se ha reparado la cimentación de la maqueta cuyas placas originales se habían caído, separado y agrietado. El taller de cantería del Centro de los Oficios ha retirado todas las piedras de la peana de las que solo se ha podido recuperar una pequeña parte. El resto se ha sustituido por piedra de las mismas canteras. Previamente, y para evitar futuros desperfectos, se han cimentado las caras posterior y lateral y se han colocado las placas laterales, de tres centímetros de espesor, unidas con grapas de acero inoxidable entre sí a la cimentación. También se han retirado todos los sillares moldurados del perímetro superior y ocho centímetros de espesor, se han limpiado los que se han podido reutilizar y el resto se ha repuesto con piezas nuevas. Además, los trabajadores del Centro de los Oficios han nivelado y afinado todas las piedras de la peana y, posteriormente, siguiendo las directrices del autor de la obra y bajo la supervisión del arqueólogo municipal, Victorino García Marcos, han limpiado la escultura con agua a presión y detergente neutro y la han lavado con cera líquida y agua. También se ha colocado una cinta de neopreno perimetral entre las bases de las maquetas y los sillares horizontales de la peana para amortiguar las dilataciones del bronce.