Radio Topatumba’ llevará el sábado a El Albéitar ‘El diario de Adán y Eva’, de Mark Twain

La Compañía ‘Radio Topatumba’ pondrá en escena el sábado 14 de noviembre en el Teatro El Albéitar, a las 19:30 horas la obra ‘El diario de Adán y Eva’ de Mark Twain, que será interpretada por Flor Saraví y Germán Fabre bajo la dirección y dramaturgia de Martín Miguel Vaamonde.

El hilo conductor es un supuesto programa de radio, llamado Radio Topatumba en el que en esta ocasión se presenta y representa ‘El diario de Adán y Eva’. La narración se va alternando con cortinas musicales, tandas publicitarias y comentarios que acompañan el humor y el ingenio de Mark Twain.

El proyecto Radio Topatumba surgió en el año 2008 cuando Flor Saraví y Germán Fabre crearon ‘Creo que creo en lo que creo que no creo’, un espectáculo en formato radial con textos de Oliverio Girondo.

‘Topatumba’, es un palabro del universo Girondiano. Los dos actores explican que “nos dio tanto placer el proyecto en sí mismo y el efecto que producía en el espectador que decidimos seguir investigando y produciendo otros materiales y autores utilizando este esquema que mezcla la poética, la cercanía, el despojo y el andar por casa. Desacralizando, divirtiéndonos, devolviendo valor a la palabra, diciendo lo escrito para jugar a meternos por un rato en un mundo otro”.

Por ese motivo, decidieron seguir con esa línea. “Fantaseamos con hacer decenas de paseos en forma de espectáculo, -explican Flor y Germán-, tenemos los cajones llenos de papeles sueltos esperando que les llegue el turno, guiñándonos un ojo cómplice. Abrimos el cajón, lo miramos, nos costó decidir con quién seguíamos y casi por ansiedad tuvimos que elegir a tres: Eva, Twain y Adán”.

La idea es llevar este ‘programa’ a espacios no-convencionales, e intentar llegar a gente que de otra manera tal vez no se acercaría al autor. Y claro, como diría Mark Twain “Las acciones hablan más alto que las palabras, pero no tan a menudo”.

Las entradas tienen un precio de 8 euros y se podrán adquirir a partir de las 19:30 horas en la taquilla del teatro. Los miembros de la comunidad universitaria se podrán beneficiar de un descuento del 50% presentando su carné universitario y DNI. 

(Se recuerda que el aforo será reducido, y que es obligatorio acudir con mascarilla y cumplir con las medidas que aconsejan las autoridades sanitarias para evitar los contagios de covid19).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar

Los trabajos han sido realizados por la Brigada de Patrimonio del Centro de los Oficios dependiente de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural El Ayuntamiento de León ha restaurado la escultura ‘León, ciudad bimilenaria’ de Juan Carlos Ponga que se encuentra situada en la plaza San Marcelo de la ciudad y que se encontraba muy deteriorada. Una intervención que ha sido posible gracias a la Brigada de Patrimonio del Centro de los Oficios dependiente de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural que dirige Evelia Fernández. En los trabajos, en los que se ha repuesto el 80 por ciento de la peana hecha en piedra caliza, también se ha reparado la cimentación de la maqueta cuyas placas originales se habían caído, separado y agrietado. El taller de cantería del Centro de los Oficios ha retirado todas las piedras de la peana de las que solo se ha podido recuperar una pequeña parte. El resto se ha sustituido por piedra de las mismas canteras. Previamente, y para evitar futuros desperfectos, se han cimentado las caras posterior y lateral y se han colocado las placas laterales, de tres centímetros de espesor, unidas con grapas de acero inoxidable entre sí a la cimentación. También se han retirado todos los sillares moldurados del perímetro superior y ocho centímetros de espesor, se han limpiado los que se han podido reutilizar y el resto se ha repuesto con piezas nuevas. Además, los trabajadores del Centro de los Oficios han nivelado y afinado todas las piedras de la peana y, posteriormente, siguiendo las directrices del autor de la obra y bajo la supervisión del arqueólogo municipal, Victorino García Marcos, han limpiado la escultura con agua a presión y detergente neutro y la han lavado con cera líquida y agua. También se ha colocado una cinta de neopreno perimetral entre las bases de las maquetas y los sillares horizontales de la peana para amortiguar las dilataciones del bronce.