El tripartito PSOE-UPL-Podemos del Ordoño multicolor aprueba un Presupuesto ajeno a nueve meses de pandemia

El Grupo Municipal del Partido Popular recuerda que el PSOE vuelve a hacer en este mandato lo que hizo en el gobierno 2007/2011, gastar sin control para dejar de nuevo una deuda salvaje (237 millones de euros en aquellos años), todo ello sin pensar en los leoneses ya que las cuentas aprobadas hoy ignoran gravemente las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de la pandemia de la COVID-19. Diez ‘compra’ el voto de sus socios de la UPL aceptando proyectos tan “realistas y realizables” como una estatua a caballo (60.000 euros) o una nueva iluminación para la Catedral (300.000 euros) mientras ignora las demandas populares centradas en la recuperación social y económica de los leoneses, como Teleasistencia avanzada para colectivos necesitados, o moratorias y bonificaciones en el pago de impuestos a empresas que han tenido que cerrar sus negocios por el estado de alarma. Diez hasta se ha negado a una necesidad como la colocación de televisores en las habitaciones de la Residencia Municipal de Mayores Virgen del Camino (que han estado aislados muchas semanas) con un importe económico irrisorio para las arcas municipales.

 

El Partido Socialista de José Antonio Diez con su socio oficial (Podemos) y con su socio oficioso (UPL) lograba esta mañana aprobar el Presupuesto municipal para el próximo ejercicio 2021. Unas cuentas, como ha recalcado hoy el viceportavoz, Fernando Salguero, “que dan la espalda a la sociedad leonesa al ignorar nueve meses de pandemia del COVID-19 y las graves consecuencias sanitarias, sociales y económicas para miles de ciudadanos, empresarios, autónomos, hosteleros, comerciantes, familias y un largo etcétera”.

El Grupo Municipal del Partido Popular ha recordado de nuevo a Diez y su “proyecto de ciudad” que el PSOE vuelve a hacer en este mandato lo que hizo en el gobierno 2007/2011, con Francisco Fernández, gastar sin control para dejar de nuevo una deuda salvaje (237 millones de euros en aquellos años, decenas de ellos en facturas sin consignar guardadas en cajones)

Diez ‘compra’ el voto de sus socios de la UPL aceptando proyectos tan “realistas y realizables” como una estatua a caballo (60.000 euros) o una nueva iluminación para la Catedral (300.000 euros) mientras ignora las demandas populares centradas en la recuperación social y económica de los leoneses, como Teleasistencia avanzada para colectivos necesitados, moratorias y bonificaciones en los tributos locales a empresas que han tenido que cerrar sus negocios por el estado de alarma. Diez hasta se ha negado a una necesidad como la colocación de televisores en las habitaciones de la Residencia Municipal de Mayores Virgen del Camino (que han estado aislados muchas semanas) con un importe económico irrisorio para las arcas municipales.

Salguero ha desgranado en su intervención la mayor parte de las medidas presentadas por los populares y que han sido rechazadas por Diez, como ampliar la asistencia y las prestaciones a todos los colectivos que están sufriendo las consecuencias de la pandemia, el incremento de  las ayudas a la natalidad o el incremento de la insuficiente consignación en las ayudas de emergencia social cuando son demasiadas las familias en situación crítica (“máxime teniendo en cuenta que el número de parados en nuestra ciudad ha sufrido un incremento interanual del 7,3%”) o lo propio en las  ayudas a personas con discapacidad que no pueden acceder a las terapias que necesitan porque las entidades que se las venían prestando están agotadas; o el aumento de ayudas a las familias o a las entidades sociales que están dando la cara en esta crisis y que están siendo desbordadas ante la magnitud de la crisis en que vivimos; o en la creación de ayudas para el pago por emergencia de suministros esenciales, “para lo que hemos propuesto, entre otras, el incremento del Fondo social de la Sociedad Mixta de Aguas de León”.

Salguero ha hablado de “partidas generadoras de actividad económica, con generación de inversión, con movimiento de obra pública”, como la participación de pymes fraccionando partidas o la realización del solicitado carril-bici hacia el Parque Tecnológico o el aumento económico de la ridícula partida para OCA´s cuando aproximadamente el 50% de los edificios públicos municipales están pendientes de adecuación a la normativa de seguridad o el incremento del Fondo de Contingencia hasta llegar al 2% de los gastos no financieros.

O esa batería de medidas complementarias, realistas, como las moratorias en el pago de los tributos locales, en todos, no sólo en algunos, para actividades que se hayan visto obligadas a suspender su prestación o la condonación o reducción en su caso de la tasa de basuras o la exención de las tasas/precios públicos por y para actividades culturales y congresuales de interés común, o quitas en los precios de alquiler en los puestos de MercaLeón o en el de actividades ubicadas en el ILDEFE…

Ahorro popular frente a despilfarro socialista

En julio de 2019 el Grupo Municipal del Partido Popular dejaba unas cuentas a punto de salir del Plan de Ajuste: “Tan a punto que lo harán el 1 de enero próximo, salvo sorpresas de última hora,  cuando la deuda viva se sitúe por debajo del 110% de los ingresos corrientes, cumplido ya el objetivo de estabilidad presupuestaria y Regla de Gasto, cumplimiento en el que tanto hemos trabajado y por el que tantos proyectos hemos abandonado…Un Plan de Ajuste tan criticado por ustedes y que está dejando un escenario totalmente diferente del que se mostraba en 2011, tras cuatro años de gasto desmedido o inversiones fallidas que dejaron al Ayuntamiento en quiebra técnica”.

El mandato de la participación (de unos pocos)

El viceportavoz popular afeó al alcalde Diez que haya “aireado por todas las esquinas que quiere que sean unos presupuestos participativos pero para presentar nuestras propuestas no nos ha permitido más que la posibilidad de ver un borrador de líneas gruesas, sin desgloses, con el que hubo que hacer labor de nigromancia, de macro-números de los capítulos que componen el anteproyecto que hoy nos ocupa… Participación, al menos para este Grupo Municipal, no la ha habido, no ha sido posible; y se lo hemos rogado, se lo hemos pedido, le hemos ofrecido nuestra colaboración y acuerdo para un presupuesto municipal de crisis en el que todos deberíamos ser co-responsables. Y hablo de nosotros, del Grupo Popular, porque con otros grupos ha tenido un comportamiento diferente. Usted sabrá”.

Salguero recordó al alcalde que es posible otra forma de hacer política, de conseguir la mejor gestión en el peor momento: “El acuerdo de todos es factible -dijo hace poco el alcalde Almeida- después de conseguirlo; que la unidad no es gratuita, conlleva concesiones, voluntad de acuerdo y, sobre todo, sentarse a negociar. Pero no ha sido el caso… ¡Cuando el peor momento merecía la mejor gestión! Les hemos presentado unas propuestas sensatas, basadas en el conocimiento de la necesidad de la ciudad y de sus habitantes, la primera vez a los pocos días del primer estado de alarma, en muchas ocasiones posteriores y ello mientras ustedes se escondían detrás de los vídeos caseros.  León necesita algo más que peatonalizaciones pictóricas o propuestas innecesarias en momentos de crisis; hay que dar cobertura a otras necesidades más urgentes como la cobertura social a nuestros mayores, la cobertura a la emergencia social, el apoyo al empresario, al emprendimiento y a la incentivación de la innovación…, sin dejar de lado el apoyo a la inversión necesaria y su correspondiente generación de obra pública. Pero esto, Sr. Diez, con usted, es como predicar en el desierto”…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *