El PP logra que Leo n muestre su rechazo a la ‘Ley Celaa ’, contraria a una educacio n de calidad, Especial y Concertada

El Grupo Municipal del Partido Popular ha defendido en el Pleno la para  lograr una educación libre y de calidad, con el apoyo del grupo de  Ciudadanos, la abstención de UPL y el voto en contra del concejal de  Podemos y del PSOE. El portavoz popular ha reiterado que la nueva ley  educativa, la Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de  Educación (LOMLOE) más conocida como ‘Ley Celaá’, ha sido tramitada  por el Gobierno de espaldas a la comunidad educativa y al resto de la  sociedad. Un nuevo marco normativo que penaliza la calidad en la  educación y, especialmente, castiga a la Educación Especial y  Concertada. Silván ha señalado la relevancia de esta ley en el municipio  de León, dada la existencia de alrededor de 20.000 estudiantes en una  veintena de centros especiales y concertados. “Los grupos municipales  deben dar un paso adelante y unir su esfuerzo para lograr que los  leoneses puedan acceder a una educación justa, de calidad y con la  libertad de elección como principio fundamental”, aseguraba en su  intervención antes de que el equipo de gobierno, con su alcalde a la  cabeza, se retratara votando en contra de la misma. 

La Ley Celaá ha llegado hoy también al  Pleno del Ayuntamiento de León, tras la presentación de una moción del  Partido Popular. Su portavoz, Antonio Silván, ha defendido esta iniciativa que lucha por lograr para los leoneses una educación libre y de calidad, con el  apoyo del grupo de Ciudadanos, la abstención de UPL y el voto en contra del  concejal de Podemos y del PSOE.  

Silván ha reiterado que la nueva ley educativa, la Ley Orgánica de Modificación  de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE) más conocida como ‘Ley Celaá’,  ha sido tramitada por el Gobierno de espaldas a la comunidad educativa y al  resto de la sociedad. Un nuevo marco normativo que penaliza la calidad en la  educación y, especialmente, castiga a la Educación Especial y Concertada. 

 

Silván ha señalado la relevancia de la ‘Ley Celaá’ en el municipio de León,  dada la existencia de alrededor de 20.000 estudiantes en una veintena de  centros especiales y concertados, además de que los leoneses no pueden  permitir que esta ley penalice la excelencia en la educación de todo el  alumnado. “Los grupos municipales deben dar un paso adelante y unir su  esfuerzo para lograr que los leoneses puedan acceder a una educación justa,  de calidad y con la libertad de elección como principio fundamental”, aseguraba  en su intervención antes de que el equipo de gobierno se retratara votando en  contra de la misma. 

El portavoz ha subrayado también las graves carencias en la tramitación, al  realizarse “en pleno estado de alarma, utilizando el Gobierno la situación de  pandemia para acelerar los plazos parlamentarios y hurtar el debate que una  ley de estas características exige; un proyecto de ley que no ha sido informado  por el Consejo de Estado ni por el Consejo Escolar del Estado; que ha  rechazado la solicitud del Grupo Popular para que expertos y representantes  de la comunidad educativa (profesores, padres, alumnos, etc.) informaran y  asesoraran a la Comisión de Educación y FP del Congreso. Un hecho sin  precedentes en el debate de otras leyes educativas; y con una votación de  todas las enmiendas al articulado y el debate público en la Comisión de  Educación y Formación Profesional del Congreso que se ha desarrollado en  una única sesión. Los diferentes grupos parlamentarios han tenido que debatir  y votar en una única sesión más de mil enmiendas”. 

Además de esta falta de diálogo, consenso y transparencia, la Ley Celaá representa “la imposición de un modelo caduco, anticuado y superado, el de la  LOE de Zapatero que condujo a nuestro país a tasas de abandono educativo  temprano cercanas al 30%. La LOMLOE representa un regreso a los principios  de la LOGSE tan nefastos para el conjunto del sistema educativo”. 

Moción aprobada a pesar del voto en contra del PSOE 

La LOMLOE (tanto en su redacción original como a través de las enmiendas  presentadas por PSOE y Podemos en connivencia con los partidos  separatistas) supone la ruptura del Pacto Constitucional en materia educativa: 

1.-Suprime las libertades educativas consagradas en el Artículo 27 de la  Constitución Española y con ello impide a las familias españolas, y por tanto a  las LEONESAS, elegir la educación y el centro educativo que quieren para sus  hijos. 

2.-Ignora las competencias exclusivas del Estado establecidas en el Artículo  149 de la Constitución, de regulación de las normas básicas del desarrollo del  derecho a la educación y la libertad de enseñanza además de en la obtención,  expedición y homologación de títulos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *