El Gobierno recurre el Acuerdo de la Junta de Castilla y León que limita la movilidad en la Comunidad desde las 20:00 horas

El Gobierno ha solicitado a la Abogacía General del
Estado que interponga recurso contencioso-administrativo ante la Sala de lo
Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo contra el ACUERDO 2/2021,
de 15 de enero, del presidente de la Junta de Castilla y León (como autoridad
competente delegada dispuesta por el Real Decreto 926/2020,de 25 de
octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la

propagación de infecciones causadas por la SARS-CoV-2), por el que se
determinan las horas de comienzo y finalización de la limitación de la libertad
de circulación de las personas en horario nocturno.

El presidente de la Junta de Castilla y León ha adoptado el Acuerdo 2/2021, de
15 de enero, por el que se determinan las horas de comienzo y finalización de
la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno,
de aplicación en todo el territorio de la Comunidad de Castilla y León desde las
20 horas del día 16 de enero. Dicho acuerdo ha sido publicado en una edición
extraordinaria del “Boletín de Castilla y León” el 16 de enero.

El Gobierno considera que la regulación contenida en el Acuerdo vulnera el
Real Decreto 926/2000, que, al declarar el Estado de alarma, determinó
expresamente en su artículo 5 como período para las limitaciones de la libertad
de circulación de las personas en horario nocturno el comprendido entre las
23:00 y las 6:00, posibilitando tan solo que las autoridades competentes
delegadas pudieran determinar en su ámbito territorial “que la hora de
comienzo de la limitación prevista [.…] sea entre las 22:00 y las 00:00 horas y
la hora de finalización de dicha limitación sea entre las 5:00 y las 7:00 horas”.

Al fijar como hora de comienzo de la limitación las 20:00 horas, el acuerdo
infringe nítidamente la regulación mencionada, sin que tal infracción pueda
negarse acogiéndose a las facultades de “modulación” que tanto el artículo 10
del Real Decreto 926/2000 como la disposición transitoria única del Real
Decreto 956/2000 otorgan a las autoridades competentes delegadas, toda vez
que dicha modulación comporta la posibilidad de suspender, flexibilizar o

relajar las limitaciones, pero no – como es el caso – de intensificarlas o
agravarlas. Se trata, en consecuencia, de una restricción de un derecho
fundamental que no está amparada por el instrumento jurídico del Estado de
alarma definido en el Real Decreto 926/2000.
El Gobierno ha solicitado a la Abogacía General del Estado que interponga
recurso contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso
Administrativo del Tribunal Supremo contra el ACUERDO 2/2021, de 15 de
enero, del presidente de la Junta de Castilla y León por el que se determinan
las horas de comienzo y finalización de la limitación de la libertad de circulación
de las personas en horario nocturno. Este acuerdo lo tomó el presidente
autonómico como autoridad competente delegada dispuesta por el Real
Decreto 926/2020,de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma
para contener la propagación de infecciones causadas por la SARS-CoV-2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *