Ciudadanos pide una campaña de concienciación para acabar con los orines y excrementos de perros en León

  • La concejala naranja Rosario Bardón reclama “un plan municipal serio” con el fin de modificar este comportamiento “normalizado pero incívico”.

El Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León ha pedido al equipo de gobierno una campaña de concienciación para acabar con el orín y los excrementos de perros en las calles de la capital leonesa, y con el objetivo de sensibilizar a los dueños de mascotas.

“En la actualidad, las quejas por estos comportamientos van en aumento”, ha manifestado la concejala de Cs León, Rosario Bardón. “Por eso queremos pedir que desde el Ayuntamiento se ponga en marcha una campaña de concienciación, un plan municipal serio con el objetivo de que los vecinos se conciencien de que deben ser cívicos a la hora de controlar los excrementos y los orines de sus animales de compañía.”

Para Bardón, la finalidad de estas campañas no es la imposición de multas, sino atender las constantes reclamaciones vecinales relacionadas con este mal hábito por parte de los dueños de mascotas, “quienes no recogen las heces de sus perros a las puertas de los colegios, en las aceras donde transitan otras personas, incluso en las zonas infantiles donde además está prohibido el acceso de estos animales”, ha asegurado la edil de Ciudadanos, que ha puntualizado que esta última es una de las quejas formulada por los vecinos del Barrio de San Claudio.

“Los leoneses están cansados también de ver las farolas, las señales de tráfico y el mobiliario urbano manchado y oxidado por los orines de las mascotas”, ha añadido Bardón, por lo que considera “imprescindible” la concienciación ciudadana sobre la obligación de tener una ciudad limpia y presentable. “Es un comportamiento normalizado pero totalmente incívico”.

Bardón ha recordado que la formación naranja presentó el pasado mes de octubre una moción en la que pedía que se modificase la ordenanza municipal para obligar a todos los propietarios de mascotas a llevar una botella con agua jabonosa y evitar así que las manchas que deja el orín en las superficies aumenten la suciedad y la oxidación del mobiliario urbano y los malos olores.

“Sin embargo, a día de hoy, lamentablemente no hemos obtenido respuesta por parte del equipo de gobierno de que se vaya a llevar a cabo y creemos totalmente necesario que se modifique y se cumpla la normativa”, ha concluido Bardón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *