La Policía Local de León interviene durante la madrugada del domingo en dos agresiones sufridas por dos jóvenes e identifica a los presuntos autores

  • En otra actuación, los agentes sorprendieron a un joven que se encontraba realizando grafitis en la caseta del parque de La Tolerancia

 

La Policía Local del Ayuntamiento de León intervino durante la madrugada de este domingo en dos agresiones sufridas por dos mujeres jóvenes y, en otra actuación, sorprendió a un joven que estaba haciendo grafitis en el parque de la Tolerancia de la ciudad.

Por un lado, en torno a las 2.00 horas, una joven alertó que había sufrido una agresión y un robo con violencia en la calle Plegarias. La joven presentaba una brecha de aproximadamente cuatro centímetros en la ceja izquierda y se encontraba acompañada por su pareja.

Según su relato, tres mujeres y un varón la agredieron y aprovecharon para robarle el bolso con sus pertenencias, entre ellas una cartera con 100 euros. Con la colaboración de varios testigos, la Policía Local identificó a tres de los presuntos agresores. Tras la actuación, la joven fue trasladada al Hospital de León. 

Por otro lado, en torno a las 3.00 horas, en la calle Varillas, los agentes que se encontraban patrullando localizaron a una joven que presenta una brecha sangrante en la ceja izquierda. La víctima relató que se encontraba en el interior de un pub con una amiga y que había sufrido una agresión con un vaso de cristal. Según su versión la presunta agresora se encontraba en el interior del establecimiento. 

Con ayuda de la víctima y de su amiga, los agentes lograron identificar a la presunta agresora. 

La joven herida fue trasladada al Hospital de León tras concluir la actuación policial.

 

Grafitis en el parque de La Tolerancia

En otra intervención, alrededor de la 00.00 horas, la Policía Local de León, tras recibir un aviso, sorprendió a un joven que se encontraba realizando pintadas en la caseta del parque de La Tolerancia. 

Los agentes le intervinieron 23 botes de spray de pintura de diferentes colores, cinco en la mochila que portaba, y los restantes en el maletero de su coche que estaba aparcado en una plaza de minusválidos. 

El joven fue sancionado por la realización de grafitis y también por haber estacionado su vehículo de forma incorrecta. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *