El Pleno aprueba la modificación del presupuesto para ejecutar 5,7 millones de remanentes positivos

El Pleno del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha aprobado en la sesión ordinaria celebrada este jueves la modificación del presupuesto actual para poder destinar 5,7 millones de remanentes positivos a inversiones, pero también a amortización de deuda y a asumir obligaciones.

Los votos a favor del equipo de gobierno del PSOE, así como de PP, UPL, IU y Vox, con la abstención de Ciudadanos, han posibilitado que durante este ejercicio se pueda hacer frente a estas inversiones, amortizaciones y obligaciones después de que el Ministerio de Hacienda haya permitido que se pueda tomar esta decisión.

Así lo ha explicado el concejal de Hacienda y Régimen Interior, Benjamín Fernández, quien ha recordado que las reglas fiscales están paralizadas durante 2020 y 2021. “Con la contestación del Ministerio, se pueden utilizar los remanentes positivos para cualquier medida, pero sin volvernos locos”, ha señalado el también portavoz socialista. Por ello, en la cantidad que se va a ejecutar, que asciende concretamente a 5.722.627 euros, se incluye la amortización de 2.284.149 euros de deuda del crédito ICO al que debe hacer frente al Ayuntamiento y que corresponde a una anualidad, pese a que este año aún es de moratoria antes del comienzo de los abonos obligatorios de cada ejercicio. 

Otra de las medidas incluidas para utilizar con los remanentes positivos son las inversiones que ya estaban detalladas en el borrador del presupuesto de 2021, del que aún no ha informado el Ministerio de Hacienda, por lo que se han adelantado con esta partida y que incorporan “lo que se había consensuado en las juntas de portavoces, con pequeñas variaciones”, ha apuntado Fernández. 

Entre las inversiones que se introducen como novedad destacan los 773.860 euros destinados para la construcción de los dos carriles complementarios en el vial que comunica el Ayuntamiento con el Hospital San Juan de Dios, que se suman a los 300.000 euros que aporta la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León para sufragar la obra completa. 

Además, con estos remanentes negativos se pueden afrontar los 670.000 euros que el Consistorio de San Andrés del Rabanedo debe abonar para el pago de la deuda del consorcio provincial para la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos de la Provincia de León (Gersul), tal y como ha destacado el concejal de Hacienda, después de que así se aprobara en la asamblea de la mancomunidad. Es la parte proporcional de los 10 millones de euros que se deben a la empresa concesionaria y que completan la Diputación de León y el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo. 

Por su parte, la alcaldesa, Camino Cabañas, ha resaltado que esta medida supone en la práctica ejecutar “el presupuesto de 2021”, ya que está prorrogado el de 2020 a la espera del informe del Ministerio de Hacienda sobre el proyecto para el presente ejercicio. “Es un ejemplo de lo que hemos intentado plasmar a lo largo del inicio de este mandato y que hemos conseguido: que esta incorporación del crédito nos permita hacer una serie de inversiones y obligaciones pero que no sean del equipo de gobierno, sino de toda la corporación”, ha apuntado la regidora, que ha agradecido a todos los grupos políticos el “consenso” que demuestra la aprobación de esta medida. 

“Con los votos de los grupos va a ser posible que nuestros vecinos tengan las inversiones que van necesitando y podamos ir cumpliendo con las obligaciones que tenemos, además de convertir este Ayuntamiento en lo que tiene que ser y volver a la senda de la normalidad”, ha agregado Cabañas. 

Otras mociones aprobadas

Durante el pleno ordinario celebrado este jueves se han aprobado otras medidas de calado, como el pago de dos facturas de 2020 que no se habían aún abonado y que contaron con los votos a favor de PSOE e IU, la abstención de UPL y la oposición de PP, Ciudadanos y Vox, después de que tanto Fernández como Cabañas recordaran “la importancia de pagar a los proveedores”. Además, el hasta ahora portavoz de Ciudadanos, Jorge Martínez Domaica, ha sido sustituido en este cargo por su compañero Rafael Sánchez. 

Por otra parte, durante la sesión se aprobaron nueve mociones presentadas por los diferentes grupos políticos presentes en el pleno. Así, se dio el visto bueno a propuesta de PSOE y Ciudadanos a que se creen unidades de covid persistente en todas las provincias y se dote de medios suficientes para ello, además de que se diera luz verde a la adhesión del Ayuntamiento a la Declaración de Mérida en defensa de los derechos LGTBI+, un planteamiento de PSOE y Podemos que solo obtuvo el voto en contra de Vox. 

La corporación aprobó por unanimidad una moción del PP para que se ejecute un tramo del carril bici entre la calle Jesús Nazareno y el Canal del Carbosillo así como entre la rotonda de San Juan de Dios y la calle Río Bernesga, para lo que se iniciarán los estudios técnicos aunque ya se está también en conversaciones con el Ayuntamiento de León para la conexión con el municipio colindante. 

La propuesta de Ciudadanos para retomar el proyecto de ‘Un niño, un árbol’ también fue aprobada, después de que la concejala de Bienestar Social, Liliana Izquierdo, recordó que se mantiene actualizado el registro pero no se siguen celebrando los habituales actos tras los nacimientos por culpa de la pandemia. Además, se han dado el visto bueno a las mociones de UPL para instar a Telefónica a que ceda las cabinas para usos sociales y la instauración en el municipio de un programa de ‘book crossing’ o intercambio de libros entre particulares. 

Por último, también se ha aprobado la propuesta de Vox para implantar chatbots en el Ayuntamiento para agilizar la comunicación de los vecinos con el Consistorio; así como la moción de IU para crear espacios para perros en libertad; y la de Podemos para implantar medidas especiales contra la violencia machista durante las celebraciones de eventos en verano. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *