El PP denuncia el peligro de los puntos de luz del suelo que rodean la Ermita de Santiago

Los peregrinos y viandantes se encuentran con basura en unos agujeros que fueron tapados con cemento y que se ha hundido

 

Los populares lamentan que la Ermita de Trobajo del Camino siga cerrada

 

El Partido Popular de San Andrés del Rabanedo ha vuelto a poner de relieve el olvido que sufre la ermita de Santiago, en Trobajo del Camino, que constituye el único monumento de interés artístico que tiene el Camino de Santiago a su paso por esta localidad. Así, mientras el PP solicitó en numerosas ocasiones que se repusieran las luces encastradas en el suelo, el PSOE optó por llenar estos huecos de cemento que ahora se ha hundido y, además de constituir un peligro para los viandantes y peregrinos, se han convertido en lugares dónde se depositan todo tipo de residuos. Ante esta situación, los populares solicitan que se limpien estos agujeros y se vuelvan a tapar para evitar que se produzcan caídas, algo que ya ha sucedido.

 

A esta situación se une la recogida neumática de residuos que está más tiempo estropeada que en funcionamiento o el hecho de que la Ermita de Santiago siga cerrada al público y a los peregrinos a pesar de la petición que realizó el Partido Popular tanto a la regidora socialista como al Obispado. “Es una pena que los peregrinos no puedan disfrutar de su interior ni tampoco los viandantes”, recalcan desde el PP que se preguntan que si antes de la pandemia abría por las mañana porqué ahora no es posible. “Este templo figura en las guías pero los peregrinos se encuentran con sus puertas cerradas a cal y canto”, explican desde el PP de San Andrés que critican el “escaso interés” que tiene el PSOE por el Camino de Santiago. 

 

“Lo que ha sucedido con la Ermita de Santiago es lo mismo que con otras inversiones que hubo en el municipio, que los mismos que decidieron gastar miles de euros en su reparación son los mismos que dejan que se deteriore y esto es incomprensible”, reconocen desde el Partido Popular de San Andrés haciendo referencia a los más de 300.000 euros que costó la remodelación de la plaza de la Ermita y que concluyó en el 2011. “Una década después está irreconocible, con los puntos de luz encastrados en el suelo tapados con cemento, con la recogida neumática averiada casi siempre y con ausencia de limpieza muy a menudo”, concluyen desde el PP. 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *