15.5 C
León
domingo, 27 noviembre 2022

25N. La ULE destaca el papel de la educación como prevención de la violencia machista

La Universidad de León (ULE), a través de la Unidad de Igualdad del Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Cultura y Deporte, manifiesta su solidaridad con las víctimas de violencia de género a través de las distintas acciones convocadas por el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Una de ellas es la lectura conjunta de esta mañana en el Salón de Actos del Ayuntamiento de la capital, junto con la representación de la Subdelegación del Gobierno en León, la Delegación territorial de la Junta en León, la Diputación y el Ayuntamiento de León.

Con motivo de esta fecha la Red de Unidades de Igualdad de Género para la Excelencia Universitaria (RUIGEU) han hecho público un manifiesto al que se adhiere la Universidad de León y firman otras 53 universidades españolas, cuyo texto se detalla a continuación: 

“El 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la Red de Unidades de Igualdad de Género para la Excelencia Universitaria (RUIGEU) quiere llamar la atención, una vez más, sobre las violencias que se ejercen contra las mujeres y las niñas por el simple hecho de serlo y, por tanto, sobre la necesidad de implementar medidas eficaces para acabar con esta lacra global.

Sabemos que el papel de la educación, en todos sus niveles, es una herramienta fundamental para la prevención de la violencia y, en este sentido las universidades españolas, como instituciones de educación superior, deben ser un referente para la sociedad. Las Unidades de Igualdad, en coherencia con las funciones que tenemos encomendadas, y en cumplimiento de la legislación vigente, trabajamos en el desarrollo de programas que fomenten entornos igualitarios, inclusivos y seguros, libres de manifestaciones de violencias machistas, impulsamos medidas para garantizar los derechos de las víctimas, proponemos acciones dirigidas a formar, sensibilizar y concienciar al conjunto de la comunidad universitaria, abogando por un cambio profundo de los modelos de masculinidad y feminidad. Esta amplia labor, que viene siendo acrecentada por la normativa más reciente, precisa de una dotación suficiente de recursos humanos y económicos, cuestión a la que deben dar respuesta nuestras universidades, para que estas puedan jugar un papel relevante en la lucha contra la violencia de género de manera “real y efectiva”. Hacer frente a este desafío hará que nuestros principios y valores salgan fortalecidos y que nuestra credibilidad ante el conjunto de la sociedad se vea reforzada”.

Artículos Relacionados

Sigue Conectado

199SeguidoresSeguir
- Advertisement -
Google search engine

Últimas Publicaciones