6.7 C
León
jueves, 23 mayo 2024

Científicos de la ULE participan en un consorcio europeo para mejorar la salud del suelo

  • El proyecto DeliSoil está liderado por el Instituto de Recursos Naturales de Finlandia y cuenta con 14 socios de 10 países europeos, entre ellos el Grupo de Investigación NEWTEC de la ULE. 
  • El objetivo es generar soluciones en el procesamiento de subproductos de la industria alimentaria para reemplazar a los fertilizantes minerales.

El Grupo de Investigación NEWTEC de la Universidad de León (ULE) colabora activamente desde el pasado mes de junio en el proyecto europeo DeliSoil, un consorcio multidisciplinar de investigación cuyo reto principal es desarrollar soluciones en el procesamiento de subproductos de la industria alimentaria ricos en nutrientes para su aprovechamiento como biofertilizantes, evitando riesgos ambientales. Con este proyecto se potencia el objetivo del Reglamento de Fertilizantes de la UE de llevar al mercado productos fertilizantes reciclados seguros y de alta calidad, al tiempo que se fomenta la iniciativa “de la granja a la mesa” sobre agricultura sostenible.

Financiado con 7 millones de euros por la Comisión Europea a través del programa Horizonte Europa, el proyecto -que tendrá una duración de cuatro años- está liderado por el Instituto de Recursos Naturales de Finlandia (Luke) y cuenta con la colaboración de 14 socios de investigación, industria y administración pública de 10 países europeos. El grupo de investigación NEWTEC (Nuevas Tecnologías de Conservación de los Alimentos y Seguridad Alimentaria), coordinado por la profesora Mercedes López Fernández y que cuenta con el profesor Avelino Álvarez Ordóñez como invesigador principal de DeliSoil, tendrá un papel crucial en el proyecto ya que habrá de desarrollar procesos innovadores de procesamiento de subproductos de la industria alimentaria utilizando la tecnología de plasma atmosférico no térmico para la generación de fertilizantes orgánicos. Además, evaluará la seguridad microbiológica de los fertilizantes generados por todos los socios del proyecto, empleando diversos procesos tecnológicos y materias primas de origen.

El consorcio mantuvo una reunión inicial en la ciudad finlandesa de Turku a la que asistieron por parte de la ULE los investigadores Avelino Álvarez Ordóñez, Montserrat González Raurich y Mercedes López Fernández, todos ellos del grupo de investigación NEWTEC y profesores del Departamento de Higiene y Tecnología de los Alimentos. 

En el trascurso del proyecto se crearán cinco Living Labs regionales (Finlandia, Dinamarca, Alemania, España e Italia), con diferentes socios que representan toda la cadena de valor alimentaria, en los que se llevarán a cabo actividades centradas en reducir los residuos del procesado de alimentos y valorizar los subproductos resultantes, obteniendo una nueva gama de biofertilizantes que se proporcionarán a los agricultores para ser probados en sus propias tierras de cultivo.

Asimismo, se compartirán soluciones innovadoras para la valorización de productos secundarios de las industrias de producción de hortalizas, carne, cultivo de insectos, aceite de oliva o vino, entre otras. DeliSoil trabajará junto con otros proyectos de la UE y el Observatorio del Suelo de la UE para garantizar un enfoque coordinado hacia la implementación de los objetivos de la Misión Suelo.

Otros retos abordados por DeliSoil incluyen el desarrollo de aplicaciones seguras y ambientalmente racionales a partir de flujos de residuos industriales, y garantizar que el público sea consciente de sus beneficios. El proyecto facilitará el intercambio de conocimientos, mejorará los procesos de diseño interdisciplinario y aumentará la educación social sobre el suelo para alcanzar estos objetivos.

El objetivo principal de la Misión Suelo de la Unión Europea es establecer 100 living labs para liderar la transición hacia suelos saludables para 2030. Los living labs son lugares para experimentar sobre el terreno, y en el caso de los programados dentro del proyecto DeliSoil reunirán a investigadores, agricultores, industrias y ciudadanos para crear conjuntamente innovaciones que permitan mejorar la salud de los suelos en la UE.

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones