La alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, y la concejala de Sanidad, Liliana Izquierdo, se han reunido en Valladolid con el gerente regional de Sacyl, Manuel Mitadiel, el gerente de Atención Primaria del Área de Salud de León, José Pedro Fernández Vázquez, y la directora general de Infraestructuras, María Ángeles Cisneros, para evaluar el estado de las obras que se están ejecutando en el centro de salud de Pinilla.

Esta reunión ha servido para estudiar las posibilidades que se pueden plantear después de que se haya localizado un problema de consolidación en el edificio, por lo que son varias las fórmulas que se pueden adoptar para solucionar esta incidencia. Por un lado, se ha planteado a la compañía constructora un modificado del proyecto inicial para que pueda hacer frente a este deterioro del inmueble derivado de sus años de utilización y longevidad.

En el caso de que la empresa no quiera hacerse cargo de estos trabajos, podría contratarse esta obra a otra compañía o reiniciar el proyecto desde el principio. Hay que tener en cuenta que la crisis sanitaria y los problemas logísticos actuales han modificado los precios de los materiales de construcción. Y a ello se une que la Junta de Castilla y León, administración ejecutora del proyecto, tendría que hacerse cargo también de la financiación del mantenimiento del edificio para que no se deteriore.

Tanto el Ayuntamiento de San Andrés, con la alcaldesa al frente, como Sacyl, han mostrado su “total colaboración y sintonía para que se pueda encontrar una solución lo más beneficiosa posible y se perjudique lo menos posible a los vecinos y vecinas”, de ahí que los contactos entre ambas administraciones se van a mantener para garantizar el desarrollo de los trabajos en el centro de salud de Pinilla.

Se trata de unas obras que se iniciaron en la primavera de este año y que han supuesto el traslado de todos los servicios sanitarios de este centro al Hospital San Juan de Dios, por lo que ante esta incidencia se va a prorrogar el alquiler del espacio en el que actualmente se presta atención a más de 21.000 personas adscritas al centro de salud de San Andrés del Rabanedo.

En las dos plantas que San Juan de Dios ha puesto a disposición de Sacyl están ubicados actualmente los servicios de pediatría, enfermería de pediatría, matrona, trabajadora social, extracciones y administración en la primera, mientras que en la segunda se sitúan medicina general, enfermería, sala de técnicas y cura, almacenes, archivo y cita previa e información.

Por leon24