16.7 C
León
martes, 20 febrero 2024

El camino Ribazo, una senda que discurre entre más de un centenar de negrillos

  • El Ayuntamiento de León ha culminado las obras de recuperación del camino Ribazo con la plantación de 106 árboles
  • La actuación ha conllevado la inversión de 152.324 euros con cargo a fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, canalizados a través de la Red Española de Ciudades Saludables de la Femp

La ciudad de León cuenta ya con una opción más para salir a hacer deporte. Las obras de rehabilitación del camino Ribazo, que une la zona urbana de Eras de Renueva con el área forestal del Monte San Isidro, permiten ahora transitar esta antigua senda que ahora discurre entre 106 árboles negrillos que se han plantado en el mes de noviembre para culminar la actuación.

La Red Española de Ciudades Saludables, integrada en la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp), convocó en 2022 ayudas para la promoción de estilos de vida saludable a través de la creación o rehabilitación de entornos saludables con fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España (Palanca VI, Componente 18, Inversión 2). El Ayuntamiento de León presentó a esta convocatoria el proyecto de rehabilitación del camino Ribazo, una iniciativa que resultó seleccionada con una financiación del 90% de la inversión total, que ha sido de 152.324 euros (IVA incluido).

El trazado del antiguo camino Ribazo discurre paralelo al río Bernesga y pasa por la avenida Peregrinos, el camino Peregrinos, la calle Justino Azcárate y la travesía hacia la carretera de Carbajal. La actuación ha consistido en dar continuidad al recorrido verde peatonal y ciclista hasta conectar la orilla izquierda del río Bernesga con el área forestal del Monte de San Isidro.

Además, se ha plantado nuevo arbolado, concretamente 106 árboles negrillos, una especie autóctona que fue muy abundante en el medio rural leonés y que siempre ha estado ligado a estrechamente a la cultura popular leonesa. Los negrillos, también denominados olmos comunes (ulmus minor), han sido erradicados por la enfermedad ‘grafiosis’, producida por un hongo. La lucha contra esta enfermedad hoy en día se realiza a través del uso de especies tolerantes o resistentes genéticamente a ella. Estas son las que han sido utilizadas por el Ayuntamiento de León en el camino Ribazo con el fin de recuperar esta emblemática especie en los espacios públicos.

Toda la actuación ha tenido como objetivo convertir esta senda en un lugar de recreo, deporte y esparcimiento para todos, manteniendo sus características naturales e integrando servicios. Las zonas de parada y estacionales se estiman esenciales en el transcurso del camino ya que, además de servir al descanso, supondrán la creación de lugares de encuentro y convivencia entre diferentes grupos de población. Así, esta actuación incorpora varias líneas de actuación esenciales en el actual concepto de ciudad saludable: ciudades pensadas para caminar, en las que la naturaleza se introduce en los barrios, configurando espacios de convivencia.

Las actuaciones integradas en el proyecto se vinculan con los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados por la ONU y que, a través de la Agenda 2030, asumida por el Ayuntamiento de León, se dirigen a la consecución de un mundo mejor y una sociedad más justa.

En concreto, la rehabilitación del camino Ribazo contribuye expresamente a los objetivos 3 (salud y bienestar), 11 (ciudades y comunidades sostenibles), 13 (acción por el clima), 15 (ecosistemas terrestres) y 17 (alianzas para lograr los objetivos).

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones