12.3 C
León
miércoles, 19 junio 2024

El Consejo Agrario informa de que se finaliza el amojonamiento de la concentración parcelaria de Los Oteros

  • La toma de posesión provisional de las nuevas fincas será inminente para que los propietarios puedan realizar la próxima sementera.
  • En la reunión también se han tratado las ayudas extraordinarias de la Junta de Castilla y León para paliar los efectos de la sequía.
  • El Consejo Agrario Provincial manifiesta su apoyo al sector del lúpulo.

El Consejo Agrario de León, reunido esta mañana en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan y presidido por el delegado territorial de la Junta en León, Eduardo Diego, ha tratado la situación actual de la concentración parcelaria de Los Oteros, la mayor de toda Castilla y León al implicar la reordenación de 33.500 hectáreas que beneficiará a tierras de las provincias de León y Valladolid.

Como ha explicado el jefe del Servicio Territorial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Fidentino Reyero, se está finalizando el amojonamiento de las fincas de reemplazo. “Según finalice se dará la toma de posesión provisional de las nuevas fincas para que los propietarios puedan realizar en ellas la próxima sementera”, ha especificado.

La Dirección General de Desarrollo Rural aprobó el Acuerdo de concentración parcelaria y su exposición pública durante un mes para interponer recursos de alzada contra el mismo (Bocyl 11-08-2023), y solo un 6,6% de los 3.391 propietarios han interpuesto recursos. Un porcentaje de los mismos no llegarán a ser realmente recurso de alzada y se resolverán de forma rápida.

Además, en los Oteros, se están ejecutando las obras de infraestructura rural con un presupuesto que supera los 28 millones de euros.

Durante la reunión, también se ha valorado el avance de otras concentraciones parcelarias como la del Páramo Bajo Secano (que multiplicará por cuatro la superficie media de las fincas); la de Benavides-Quintanilla del Valle en la que se está elaborando el proyecto de concentración; Castropodame, zona en la que se está amojonando y ejecutando las obras de infraestructura rural con un presupuesto de 6,8 millones de euros; Almanza II (se están elaborando las bases provisionales); Grajal y Escobar de Campos (en trámite ambiental); y Riberas del Cea-Valderaduey (se está redactando el estudio técnico previo). También se ha hecho un repaso a otras infraestructuras agrarias y de modernización y nuevos regadíos que actualmente están en marcha en la provincia.

Por otra parte, y por Acuerdo 50/2023, de 15 de junio, de la Junta, se declara en Castilla y León la campaña agrícola 2022-2023 como ‘excepcional’ debido a los efectos producidos por los fenómenos meteorológicos acaecidos durante la misma. La escasez de precipitaciones y las temperaturas anormalmente elevadas han afectado al desarrollo de los cultivos, fundamentalmente a los de cereal y de forraje de secano, así como a las superficies de pastos, lo que ha ocasionado importantes pérdidas de producción que repercutirán muy desfavorablemente en la situación económica de las explotaciones agrarias.

En el año 2023, solo cinco Juntas Agropecuarias Locales de la provincia han fijado en la adjudicación de pastos el precio máximo aprobado por este Servicio Territorial para el aprovechamiento de los pastos en sus correspondientes zonas ganaderas de ubicación. Teniendo en cuenta todo lo anterior, se considera adecuado mantener, para el año ganadero 2024, los precios máximos y mínimos que fueron fijados para el año ganadero 2023.

Se propone como precios máximos y mínimos que han de regir durante el próximo año ganadero el aprovechamiento de los pastos en cada zona ganadera de la provincia de León, los siguientes:

  • Zona 1 (Astorga, Tierras de León y El Páramo): mínimo 1,53 €/ha y máximo 3,22 €/ha
  • Zona 2 (La Bañeza, Esla-Campos y Sahagún): mínimo 1,53 €/ha y máximo 3,09 €/ha
  • Zona 3 (Pastos de montaña): mínimo 6 €/ha y máximo 60 €/ha.

Esta propuesta se realiza al amparo del artículo 183.2 e) de la Ley 1/2014 de 19 de marzo, Agraria de Castilla y León, y del artículo 22 c) del Decreto 25/2016 de 21 de julio por el que se aprueba el Reglamento General de Ordenación de los Recursos Agropecuarios y otras materias de Interés Colectivo Agrario en el ámbito local.

En este mismo contexto de campaña agrícola ‘excepcional’ debido a las extremas condiciones climáticas, el Consejo de Gobierno del 15 de junio aprobaba la adoptación de una serie de medidas normativas y otras de apoyo al sector que hoy se han dado a conocer y cuyo importe asciende a más de 145 millones de euros, cuantía a la que hay que añadir los 600 millones de euros de anticipos de las ayudas de la PAC. Estas medidas son de carácter regulatorio (prórroga de plazos y flexibilización de requisitos), medidas dirigidas a dotar de liquidez al sector (pagos de anticipos de ayudas directas de la PAC y bonificaciones de intereses de préstamos), así como ayudas directas destinadas a los agricultores con pólizas de seguro de sequía  de cultivos herbáceos y de pastos e incremento de la partida destinada a la bonificación por suscripción de seguros agrarios. También medidas fiscales como la bonificación de las tasas veterinarias y la reducción de los índices de rendimiento neto aplicables, y otras medidas de carácter estructural como las subvenciones destinadas a garantizar el suministro de agua a las explotaciones ganaderas en régimen extensivo o mixto y la aprobación de un plan de ejecución de balsas para explotaciones extensivas y apoyo a medios contra incendios. “Son más de 2.000 las solicitudes que se han recibido y se están tramitando con el objeto de hacerlas llegar cuanto antes a los agricultores de la provincia de León”, ha destacado Eduardo Diego.

 

LÚPULO

Por último, los miembros del Consejo Agrario Provincial han querido poner de manifiesto su defensa al sector del lúpulo, el cual debe protegerse contra el oídio siempre que concurran condiciones meteorológicas propicias y presencia del patógeno en el cultivo.

En esta última campaña el Ministerio de Agricultura no ha autorizado el uso excepcional de ningún producto contra el oídio, hongo que está presente en casi todas las campañas, mostrándose con mayor o menor intensidad en función de las condiciones atmosféricas que se den a lo largo de su periodo vegetativo, es decir, primavera y verano.

A lo largo de esta campaña, los ataques de oídio se empezaron a ver a primeros de junio en parcelas que sufrieron pérdidas de producción durante la campaña del 2021/2022 de hasta del 25% por esta enfermedad. Por lo tanto, con presencia de inóculo en esas parcelas se produjeron los primeros ataques de este hongo y la posible contaminación de las parcelas colindantes.

Se recomienda un programa integral, ya que, ningún producto tiene un 100% de éxito, por lo que, es obligado proporcionar al agricultor un conjunto de productos con distintos modos de acción que le permita gestionar de una manera más sostenible cualquier ataque de oídio.

 

Las expectativas de producción de lúpulo para esta campaña eran muy buenas hasta la primera quincena del mes de agosto. A partir de aquí, como consecuencia de las tormentas que aumentaron la humedad relativa y las bajas temperaturas nocturnas, se produjo un ataque severo de este patógeno que afectó fundamentalmente a los conos cerrados, produciendo cuantiosos daños, que en algunos casos van a impedir que se pele el lúpulo recogido. A primeros de septiembre se redactó un informe de valoración de daños por técnicos de la sección de sanidad y producción vegetal en el que se indica la situación a esa fecha. Esa cuantificación puede haber evolucionado negativamente en el curso de estas tres semanas, pues las condiciones meteorológicas han sido favorables al oídio.

Consultados los dos grandes centros certificadores de lúpulo de la provincia sobre datos de lúpulo certificado, los daños apuntan a una horquilla del 15 al 25% de cosecha afectada. Del dato definitivo no se dispondrá hasta finalizar toda la campaña de certificación.

 

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones