30.7 C
León
lunes, 22 julio 2024

El helicóptero más avanzado para rescates se encuentra solo en Castilla y León

  • La Junta incorpora a su operativo de Protección Civil y Emergencias este modelo nuevo en el país que ya ha comenzado a operar 

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado hoy la base del GRS de la Junta de Castilla y León situada en la localidad vallisoletana de Alcazarén, acompañado de la directora de la Agencia de Protección Civil y Emergencias, Irene Cortés Calvo, para presentar el nuevo helicóptero biturbina modelo H145, con el que se cuenta desde el mes de junio en la Comunidad que mejora sustancialmente las capacidades en las tareas de salvamento y rescate. El GRS cuenta con grúa para sus operaciones así como con enfermero para la inmediata atención sanitaria de la persona recatada.

La gran extensión de Castilla y León, próxima a los 95.000 kilómetros cuadrados, su riqueza natural y su orografía, la convierte en una comunidad muy atractiva para las actividades deportivas y recreativas en espacios abiertos, especialmente en los espacios naturales y de montaña, lo que incrementa el riesgo de accidentes e incidentes.

El GRS, comprometidos con la seguridad

El Grupo de Rescate y Salvamento (GRS) de la Junta de Castilla y León se creó en diciembre del año 2006, año en el que se realizaron 5 rescates. Durante este año 2023 se han realizado 107 rescates, faltando aún más de tres meses para finalizar el año.

Debido al incremento de los incidentes atendidos, se ha decidido dotar al GRS de un helicóptero que se adapte mejor a las nuevas necesidades y para que la sanitarización del rescate se vea fortalecida al contar con un recurso que amplía de forma relevante sus características operativas comparándolo con el actual helicóptero AS350B3 (H125) al que sustituye.

Se ha apostado por un helicóptero H145, modelo biturbina del consorcio europeo Airbus. Es el modelo de helicóptero más avanzado para operaciones de rescate, el más seguro, con más capacidad de carga, autonomía y velocidad máxima. Se ha doblado por ello su capacidad de plazas, cuenta con ocho plazas más la del piloto y la persona rescatada. Se incrementa la capacidad de carga en un 60%, se dobla el espacio en cabina permitiendo diferenciar entre zona de vuelo y zona de trabajo, aportando eficacia y seguridad. Este modelo permite una mayor capacidad de operación del equipo de rescate a bordo y una mejor atención sanitaria al permitir al enfermero-rescatador desarrollar su trabajo al completo monitorizando al accidentado, pudiendo llevar dos camillas.

Se trata, además, de la primera unidad de este modelo que ha comenzado a operar en España para misiones de rescate.

Supone una inversión de 10.414.249,98 euros para los próximos 4 años, que Incluye la base, el nuevo helicóptero, mecánicos, mantenimiento, combustible y la tripulación completa (2 pilotos, 2 operadores de grúa, 4 enfermeros rescatadores y 4 rescatadores) para dos turnos.

Sanitarización

Desde el año 2017, la Junta de Castilla y León apostó por sanitarizar las operaciones de rescate y salvamento incorporando al GRS un enfermero-rescatador. Así se consigue iniciar la atención sanitaria en el lugar del accidente, coordinada con el médico de sala de emergencias sanitarias, valorando las lesiones y los signos de gravedad para una mejor movilización y evacuación, así como la estabilización del herido, un adecuado tratamiento del dolor, reduciendo los efectos de las lesiones y mejorando las posibilidades de supervivencia en situaciones críticas de las personas rescatadas. Esta parte sanitaria de la operación de rescate mejora sustancialmente en el nuevo helicóptero al incrementar el espacio, poder colocar la camilla en vuelo en posición más operativa para el manejo del sanitario, y poder llevar dos camillas en caso necesario.

Operatividad del GRS

El Grupo de Rescate y Salvamento de la Junta de Castilla y León se activa a través del Centro Coordinador de Emergencias. Está operativo en horario de orto a ocaso los 365 días del año, y su base está situada en la localidad vallisoletana de Alcazarén, un punto céntrico en la Comunidad, lo que facilita la capacidad de repuesta radial y garantiza la optimización de los tiempos de respuesta.

El tiempo máximo estipulado de respuesta de salida del equipo es de 11 minutos, el mínimo que exige la Agencia Estatal de Seguridad Aérea para que el helicóptero alce el vuelo. Esta respuesta es posible dado que la tripulación y los rescatadores de los dos turnos (2 pilotos, 2 operadores de grúa, 4 enfermeros rescatadores y 4 rescatadores) hacen guardia presencial en la base de Alcazarén, junto al helicóptero de rescate.

En cuanto a la tripulación por turno, está integrada por un piloto, un operador de grúa y dos rescatadores, uno de los cuales, además, posee la titulación de grado de enfermería, que actúa coordinado con emergencias sanitarias de la Junta.

El helicóptero cuenta con una grúa de rescate con 90 metros de cable que facilitaba la evacuación de las víctimas sin necesidad de tomar en tierra, permitiendo acceder a los lugares con la orografía más compleja para descenso e izado de rescatadores y camilla.

Para maximizar la operatividad y tiempos de respuesta ante un rescate y salvamento, el GRS está coordinado con emergencias sanitarias de Junta y con el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil, con cuyo cuerpo firmó el 22 de diciembre de 2021 el último protocolo operativo. También se coordina con los medios de comunidades autónomas limítrofes.

Datos de rescates

Desde el año de su creación, el Grupo de Rescate y Salvamento acumula un total de 1.395 operaciones de rescate realizadas, una experiencia acumulada de 3.818 horas de vuelo y 1.250 personas rescatadas.

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones