18.7 C
León
martes, 16 julio 2024

El ILC exhibe en el Monasterio de Sandoval la obra de tres grandes artistas leoneses: Cuenllas, Santocildes y Juanma Robles

  • Bajo el título ‘Visiones de la naturaleza’, el edificio de la Panera acoge las creaciones -la mayoría de gran formato e inspiradas en estructuras orgánicas- de tres artistas muy consolidados del panorama actual.
  • La muestra completa la amplia oferta expositiva que en estos momentos ofrece la Diputación en la Sala Provincia y en el Centro Leonés de Arte    

La Panera del Monasterio de Santa María de Sandoval, uno de los espacios para la difusión del arte más singulares de la provincia, acoge la exposición ‘Visiones de la naturaleza’, una producción del Instituto Leonés de Cultura que persigue la exhibición -en un lugar de gran valor histórico- de la obra de tres destacados artistas del panorama creativo actual como son Carlos Cuenllas, Juanma Robles y José Antonio Santocildes. Los tres acudieron a la inauguración de la muestra acompañados por el diputado de Cultura, Arte y Patrimonio, Emilio Martínez Morán, y por el director de Arte del ILC, Luis García. También estuvieron presentes el alcalde del municipio de Mansilla Mayor, José Alberto Llorente; el teniente de alcalde, Pablo López Presa; y el presidente de la junta vecinal de Villaverde de Sandoval, César Cascallana.  

‘Visiones de la naturaleza’ plantea, a partir del examen de la obra de tres autores que mantienen trayectorias diferenciadas y que parten de referencias y reflexiones muy dispares, “la formalización de un vínculo común que sirve de hilo conductor para el desarrollo plástico y formal de una serie de piezas que suponen una visión particularizada de ese complejo territorio que convenimos en denominar naturaleza”, como expresó Luis García, asimismo comisario de la exposición. En concreto, se trata de veinticinco obras que dialogan entre sí y que han sido seleccionadas entre la fértil trayectoria de cada autor: seis esculturas de madera de José Antonio Santocildes, cuatro esculturas de acero inoxidable y una instalación lumínica de Carlos Cuenllas, y un conjunto de catorce pinturas al óleo de gran formato de Juanma Robles.

En el caso de las esculturas de Santocildes, la circunferencia se convierte en protagonista de pleno derecho, se tensiona, deforma y expande en superficie y volumen a partir de unidades modulares que se van aglutinando de forma casi orgánica para construir anillos y troncos imaginarios dotados de una intensa carga emocional y poética. “Aquí, el hombre se transforma en demiurgo o constructor de la naturaleza, generando una nueva realidad y también un nuevo paisaje sentimental y simbólico”, comentó Luis García, añadiendo que Santocildes “reconstruye la naturaleza arbórea” a partir de los elementos surgidos “de la propia destrucción del tronco del árbol sometido a su tala y despiece modular”. 

A su vez, también Carlos Cuenllas parte del módulo geométrico de la circunferencia, pero proyectada y tensionada hasta configurarse en cilindro. “Un cilindro industrial, de acero inoxidable y estandarizado en unidades modulares de intenso brillo y luz”. A partir de este elemento básico articula diferentes modelos de combinaciones plásticas; en algunos casos construye las obras en su taller, específicamente, con el fin de generar esas unidades circulares, construcciones y composiciones; “todo ello evoca las estructuras tubulares de las plantas que facilitan la circulación del alimento y permite el desarrollo de la naturaleza orgánica”, comentó el comisario de la exposición.

Por su parte, Juanma Robles, gracias a una pintura de gran formato y plenamente abstracta, revela un perfecto control del medio y una depurada técnica con una propuesta que impacta y sobrecoge al espectador por su enorme fuerza plástica. “Una parte de las obras muestra una explosión de color intensamente dinámica que se expande fuera del plano, generando al mismo tiempo una envolvente espacialidad atmosférica que nos traslada a los paisajes más intensos, dramáticos y subyugantes de Turner -describió Luis García-. Por otro lado, nos encontramos con otro conjunto de pinturas mucho más sosegadas y melancólicas en las que los grises y negros se convierten en protagonistas de unas sutiles, delicadas y aceitosas degradaciones cromáticas de las que emergen como hilos de tensión dramática múltiples irisaciones que iluminan interiormente el cuadro”.

La exposición se enmarca dentro del programa de cooperación del Instituto Leonés de Cultura con los ayuntamientos y juntas vecinales, diseñado con el fin de poner en valor la obra de los artistas leoneses y fomentar la proyección de sus creaciones. Se cumple así uno de sus objetivos fundamentales del ILC: la promoción de las artes plásticas en toda la provincia y en cualquier espacio cultural que así lo solicite.

‘Visiones de la naturaleza’ sucede a ‘Eduardo Arroyo: retorno al paraíso de Robles de Laciana’ y a ‘Palimpsesto creativo’ en Sandoval; propuestas que invitan al público a disfrutar del arte contemporáneo a la vez que ayudan a descubrir la belleza de un enclave histórico y monumental desde hace unos años puesto en valor y abierto al público con horarios fijos, visitas guiadas, etc., como es este monasterio ubicado a poco más de veinte kilómetros de León capital. La muestra, además, completa la gran oferta de exposiciones que mantiene actualmente el Instituto Leonés de Cultura: las colectivas ‘Amalgama gráfica’ en la Sala Provincia de la sede del ILC (Puerta de la Reina, 1); ‘El paisaje asturiano, reflexiones’ y ‘El bodegón como inspiración’, y ‘Dance de l’eau’, de la fotógrafa Elena Plaza, estas últimas en el Centro Leonés de Arte (Independencia, 18).   

El horario de visitas de ‘Visiones de la naturaleza’ es el siguiente: de miércoles a domingo, de 10.30 a 14.30 y de 17.00 a 20.00 horas, lunes y martes cerrado. La muestra, de acceso gratuito, podrá ser contemplada hasta el último día del mes de julio, aunque es susceptible de ser prorrogada.      

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones