5.1 C
León
lunes, 6 febrero 2023

El Premio ‘Diversa e Igual’ clausuró las Conversaciones en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

La tercera de las conversaciones en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el marco de la agenda 2030, se reflexionó el pasado miércoles en la Facultad de Derecho, acerca del Objetivo 5 sobre ‘Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas’ en un diálogo moderado por el profesor Paulino César Pardo, con la participación de María Luisa Segoviano Astaburuaga, magistrada del Tribunal Supremo, María Teresa Mata, catedrática de Derecho Financiero y Tributario, y Adelina Rodríguez, directora del Área Social de la Universidad de León (ULE).

Esta última sesión de las Conversaciones en torno a los ODS sirvió para hacer entrega del Premio Diversa a la magistrada María Luisa Segoviano de manos del vicerrector de Responsabilidad Social, Cultura y Deporte, Isidoro Martínez, quien señaló que en el camino hacia “la superación de los prejuicios, los estereotipos, las diferencias sociales y jurídicas entre hombres y mujeres; en el compromiso radical con los más significados valores democráticos: libertad, justicia, igualdad y pluralismo, el jurado del premio ‘Diversa e igual de la Universidad de León’ ha encontrado que María Luisa Segoviano Astaburuaga ha jugado un papel especialmente relevante, tanto en el ejercicio de su profesión, donde ha puesto de relieve la trascendencia de utilizar la perspectiva de género en la impartición de la justicia, como en el talante con el que ha asumido su faceta de autoridad y personalidad pública, que ha aprovechado para explicar y promover dichos valores”.

El premio -el primero que recibe de este carácter en la comunidad de Castilla y León, de la que es natural-, consiste en un grabado de la artista leonesa Carmen García Suárez en el que se representan los valores que identifican el premio, un diploma acreditativo, una insignia de la ULE y la cantidad de 200 euros a entregar a una entidad comprometida con aquellos valores.

El vicerrector recordó también que en la Universidad “es primordial se produzcan cambios, no solo porque transmite conocimiento, sino también por ser el epicentro de la investigación”. Un conocimiento e investigación que –según resaltó Isidoro Martínez- “deben despojarse de prejuicios y de estereotipos de género que reproducen la cultura dominante. Para ello es importante apelar a la introducción de la perspectiva de género en el ámbito de la educación y la investigación universitarias”.

Las intervenciones de las tres conversadoras giraron en torno a las metas que Naciones Unidas señaló como claves para lograr el Objetivo 5, como eliminar las formas de violencia contra todas las mujeres, asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública, o aprobar y fortalecer políticas acertadas y leyes aplicables para promover la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas a todos los niveles.

Segoviano, Mata y Rodríguez, tres mujeres que han contribuido desde sus carreras profesionales a mejorar sustantivamente la condición de la mujer, ya sea en la administración general, la función judicial o la actividad académica.

A lo largo de la conversación, María Luisa Segoviano señaló la contradicción que supone que siendo muchas las mujeres que acceden a la carrera judicial, sin embargo “no se mantiene su presencia de manera proporcional a medida que se avanza hacia los escalones más altos y ello es por las trabas con las que a día de hoy todavía se encuentran las mujeres” en ese ascenso. En este sentido, María Teresa Mata observó que ese mismo esquema se produce en el ámbito de la Administración pública donde, citando su propio ejemplo, ella fue la segunda mujer Subdelegada del Gobierno, subrayando que las mujeres pueden tener que trabajar el doble o el triple que un hombre para llegar al mismo lugar. Adelina Rodríguez, por su parte, recordó que algo parecido sucede en el ámbito universitario, a pesar de que el contexto pudiera pensarse más propicio a la progresión de la mujer. A lo largo de la conversación, Segoviano describió cómo a través de sus sentencias y, en particular, las que han sido dictadas por la Sala Cuarta en estos últimos años, han supuesto un claro avance en la incorporación de la perspectiva de género y la importancia que eso tiene para él.

Teresa Mata, por su parte, hizo referencia a algunas importantes acciones que desde la Subdelegación llevó a cabo e impulsó la labor técnica y policial en contra de la violencia de género. Adelina Rodríguez relató que en estos días ha culminado el acuerdo que ha dado lugar al Plan de Igualdad de la Universidad de León, mostrando cuáles son los datos de la ULE– “entre los mejores de España cuando los comparamos con la media de las universidades españoles”.

Todas ellas contribuyeron a animar a un auditorio de más de 100 personas a no claudicar en la exigencia de reconocimiento de sus derechos, sino todo lo contrario, contribuir a su expansión y mantener la conciencia de hasta que punto sirven para mejorar la vida de todas las personas, sean mujeres u hombres.

Artículos Relacionados

- Advertisement -
Google search engine

Últimas Publicaciones