17.9 C
León
martes, 25 junio 2024

El XX Congreso Nacional de la Sociedad Española del Dolor reúne en el Palacio de Exposiciones de León a más de 800 profesionales

La directora general de Asistencia Sanitaria y Humanización de la Junta, Silvia Fernández Calderón; el gerente del CAULE, Alfonso Rodríguez-Hevia González; la jefa del Servicio de Anestesiología de este Complejo, María Verónica Goñi Zaballa; la presidenta de la Sociedad Española del Dolor, María Madariaga Muñoz, y la presidenta del Comité Local de esta sociedad, Alicia Alonso Cardaño, inauguraron oficialmente este jueves el XX Congreso Nacional de la Sociedad Española del Dolor, que se está celebrando en León desde el pasado miércoles hasta este viernes, 31 de mayo.

La Sociedad Española del Dolor, según apuntó la presidenta del Comité Local, organizador del congreso, es “una sociedad científica sin ánimo de lucro que engloba a unos 1.500 socios” y que “cada año celebra congreso anual como punto de reunión y discusión para compartir experiencias e investigaciones”.

Así, el XX Congreso Nacional de la SED, cuanta con “un programa muy completo y atractivo”, para le que están inscritos más de 800 profesionales de España, Sudamérica y otros países de Europa, además de una representación de la Federación Europea del Dolor o “importantes personalidades” del Instituto Mundial del Dolor, que atenderán a las ponencias impartidas por expertos tanto nacionales como internacionales.

La presidenta del Comité Científico, María Luz Padilla, fue la encargada de explicar que a lo largo de estos tres días se celebrarán diferentes mesas en las que “se hablará desde lo más básico, como el por qué de las cosas, hasta cómo poder intentar aliviar el dolor”. También se abordarán las tecnologías sanitarias y “cómo su avance puede ser aplicado en el día a día”.

El dolor en la sociedad

El 23 por ciento de la población de Castilla y León sufre dolor crónico, una patología que cuenta con una media de edad de 50 años y que afecta a más mujeres que hombres. En el caso de todo el país, cerca de ocho millones de personas, es decir, el 26 por ciento de la población refiere tener dolor durante más de tres meses. Además, la tasa de afectación a su puesto de trabajo se sitúa en un 20 por ciento en la Comunidad y un 30 por ciento a nivel nacional, a lo que se suma “el elevado consumo de recursos sanitarios, que abarcan desde la atención primaria, hasta la hospitalaria o urgencias”.

Estos datos, expuestos por la presidenta de la Sociedad Española del Dolor se extraen el Barómetro del dolor de la Universidad de Cádiz, según el cual “el 30 por ciento de los pacientes entrevistados a nivel nacional referían desconocer el diagnóstico de dolor que les generaba su incapacidad”. Entre las mayores causas, el dolor lumbar ocupa el primer puesto con un 60 por ciento, seguido por el muscular y el cervical con un 50 por ciento cada uno, la artrosis con un 35 por ciento y la cefalea con un 30 por ciento.

Madariaga aseguró que el dolor crónico es “una de las primeras causas de consulta médica” y requiere de “un tratamiento y estudio muy transversal que afecta a muchas especialidades”. “Sin un abordaje multidisciplinario y la incorporación social de los pacientes que arrastran graves problemas no es posible una recuperación”, afirmó.

Asimismo, la doctora reconoció que, a pesar de que las Unidades del Dolor cuentan con “estructuras funcionales” en todos los hospitales, “no todos los pacientes son atendidos en ellas”, algo que a veces se debe a “la falta de un diagnóstico adecuado derivado de años de peregrinación que impiden llevar a un adecuado diagnóstico y tratamiento”, lo que supone “un problema de salud púbica de primer nivel”.

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones