15.6 C
León
lunes, 17 junio 2024

La huelga del Centro Estrada obliga a suspender el mantenimiento de los radares

La Asamblea ratifica la convocatoria de huelga indefinida en el área administrativa

• La media puede ocasionar numerosas pérdidas a la DGT por la falta de revisión de los cinemómetros

El departamento de técnicos de campo ha iniciado un proceso con convocatoria de paros a partir del próximo dos de mayo

El centro de trabajo encargado del mantenimiento de radares (técnicos de campo) de la UTE CTDA León (Centro Estrada) ha iniciado un procedimiento de convocatoria de huelga con fecha de comienzo prevista para el dos de mayo.

Este proceso se suma al que ya está abierto por los trabajadores y trabajadoras encargados de tareas administrativas en las propias instalaciones de la DGT. De este modo, el departamento industrial se suma al administrativo en el conflicto laboral por la falta de avances en la renovación del convenio.

Con el paro previsto de los técnicos de campo se suspendería la revisión de los cinemómetros instalados en las carreteras españolas, lo que podría disminuir la capacidad recaudadora de la Dirección General de Tráfico (DGT). La falta de actividad en este departamento supone una nueva complicación para la DGT, puesto que la revisión y mantenimiento de los radares es fundamental para dotar garantías al procedimiento sancionador.

Al mismo tiempo que los técnicos de campo han decidido ir a la huelga, la asamblea de trabajadores y trabajadoras de la parte administrativa ratificaron este martes la convocatoria de huelga indefinida desde el dos de mayo. La plantilla, por mayoría y pese a las fuertes resistencias mostradas por la empresa, ha escenificado en la asamblea su determinación para mantener la reivindicación y recuperar los salarios por encima del 25% de poder adquisitivo perdido en los últimos años.

Esta nueva convocatoria de paros se suma a las dos semanas ya realizadas con un seguimiento de más del 75% de la plantilla de 25 de marzo al 7 de abril. A pesar del compromiso de los trabajadores y las trabajadoras, que ha permitido a la UTE renovar el contrato con un precio un 45% superior, la empresa mantiene su posición de usura y en la última reunión presentó una nueva oferta irrisoria, con las mismas cuantías que en la oferta anterior, pero con otro reparto. La empresa ignora completamente las pretensiones de la parte social, a pesar de las penalizaciones que está recibiendo por el incumplimiento del contrato. En este sentido, el comité de huelga se reunirá el próximo 6 de mayo, con el delegado del Gobierno en Castilla y León, Nicanor Sen, en la que esperan recibir información sobre estas penalizaciones y conocer la postura de la DGT ante las incidencias sufridas en el servicio.

 

 

 

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones