6.7 C
León
martes, 6 diciembre 2022

La Junta destinará casi 4 millones de euros a la mejora de las infraestructuras de telecomunicaciones en los edificios construidos antes del 1 de enero del año 2000

La Junta de Castilla y León destinará casi 4 millones de euros a la mejora de las infraestructuras de telecomunicaciones en los edificios construidos antes del 1 de enero del año 2000, “siempre que estén sujetos al régimen de propiedad horizontal y que ejecuten esas actuaciones de adaptación antes del 31 de diciembre del 2023”, indicó el viceconsejero de Transformación Digital, Jorge Llorente.

Llorente aprovechó su presencia en el VII Encuentro de la Red de Conjuntos Históricos de Castilla y León, celebrada en la jornada de hoy en el municipio soriano de Berlanga de Duero, para informar de los detalles de esta convocatoria, “que puede llegar a sufragar hasta el 70% del gasto que suponga la modernización de las instalaciones de radio, televisión y banda ancha y cuyas solicitudes se resolverán por riguroso orden de llegada”, explicó.

Esta línea de ayudas, incluida dentro del Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales de la sociedad, la economía y los territorios que figura bajo el paraguas de la Agenda España Digital y financiada con cargo a los fondos europeos NEXT Generation, prevé conceder un mínimo de 678 subvenciones con un coste medio ponderado en 5.880 euros, “destacando su compatibilidad con otro tipo de ayudas, siempre que estas no cubran los mismos costes”, aclaró el viceconsejero.

Las tres intervenciones que se consideran subvencionables son, en primer lugar, la instalación completa de la infraestructura de telecomunicaciones adaptada para radiodifusión sonora, televisión digital y banda ancha ultrarrápida; en segundo, la instalación parcial de estos elementos, “sin incluir las antenas ni los equipamientos de cabecera para radio y televisión”, según explicó; y, finalmente, la exclusiva para banda ancha ultrarrápida.

Los requisitos aplicables son la realización por empresas instaladoras inscritas en el registro oficial de empresas de telecomunicaciones con tipo de actividad “F”; cumplir con la normativa vigente así como contar con las preceptivas licencias y autorizaciones administrativas en su caso; contar con el proyecto técnico suscrito por titulado competente en materia de infraestructuras comunes de telecomunicaciones (ICT), el boletín de instalación de telecomunicaciones, el protocolo de pruebas específico y certificación final de obra y, en su caso, acta de replanteo, “documentos que estarán disponibles en la web de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, adaptados a cada una de las líneas recogidas a fin de normalizar sus contenidos y aspectos técnicos”, indicó el viceconsejero.

“Con esta línea lo que pretendemos es que aquellas personas que residen en edificaciones con instalaciones antiguas, tengan mucho más fácil ese adaptación necesaria para poder beneficiarse de las ventajas que las nuevas tecnologías, especialmente la banda ancha ultrarrápida, tienen en nuestro día a día”, explicó Jorge Llorente.

Artículos Relacionados

Sigue Conectado

199SeguidoresSeguir
- Advertisement -
Google search engine

Últimas Publicaciones