6.3 C
León
domingo, 3 diciembre 2023

La Junta y Repsol firman un proyecto piloto para promocionar el uso de combustibles renovables

  • La Consejería de Movilidad y Transformación Digital y la compañía multienergética han suscrito este viernes un protocolo de colaboración por el que catorce vehículos, pertenecientes a siete empresas concesionarias de rutas dependientes de la Comunidad Autónoma, utilizarán diésel 100 % renovable en sus recorridos durante los próximos cuatro meses.

La Junta ha implicado al sector del transporte de viajeros por carretera de Castilla y León, gracias a la “inestimable colaboración” de la Federación Empresarial Castellano y Leonesa de Transporte en Autobús (FECyLBUS), según ha indicado la consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral, en un proyecto piloto que, de la mano de Repsol, pretende promocionar el uso de combustibles renovables en su actual flota, sin necesidad de realizar modificaciones en los motores ni en las infraestructuras de distribución y de repostaje ya existentes.

Este proyecto, sustentado sobre un protocolo de colaboración que la Consejería y la compañía multienergética han suscrito esta mañana, permitirá a catorce vehículos de siete empresas concesionarias de rutas dependientes de la Comunidad Autónoma (Alsa, Avanza, Linecar, Abagón, La Regional, Galo Álvarez, y Zamora-Salamanca SA), utilizar diésel 100 % renovable, “producido a partir de residuos orgánicos como aceites vegetales usados, grasas animales y residuos agrícolas y forestales, que le llevan a producir 0 emisiones netas”, ha detallado la consejera.

Según las estimaciones de Repsol, las 32 rutas que se beneficiarán de este acuerdo supondrán un recorrido de más de 450.000 kilómetros durante los cuatro meses de vigencia y un consumo estimado de 40.000 litros al mes. Se contemplan un total de 10 rutas de transporte regular; 11 de prestación conjunta (escolar más demanda); 7 de transporte a la demanda y 4 de metropolitano, repartidas por todas las provincias, “para comprobar el funcionamiento de este biocombustible avanzado en todos los ámbitos que componen nuestro servicio público de transporte”, ha explicado la consejera.

En total, con el uso de este combustible renovable, considerado como una solución viable y disponible para todos los segmentos de la movilidad (aviones, barcos, camiones, autobuses o coches) y suministrado a las empresas a través de la instalación de tanques específicos con una capacidad de 5.000 litros cada uno en sus respectivas cocheras, se estima que se evitará la emisión de 415 toneladas de CO2 a la atmósfera, “contribuyendo, de este modo, al objetivo que tanto la ONU, a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como la Unión Europea, en la que participamos todas las instituciones públicas, tenemos con la mejora de la calidad de nuestro medio ambiente”, ha subrayado.

Apuesta de la Junta por la movilidad sostenible

“Este proyecto, que ha sido posible gracias a la intermediación de FECyLBUS y la generosidad de las empresas concesionarias y de Repsol, es sólo una muestra más de ese trabajo que venimos realizando desde la Consejería de Movilidad y Transformación Digital en favor de la movilidad sostenible y que contempla, entre otras medidas, la creación de carriles bici entre las capitales de provincia de la Comunidad y su alfoz que presentamos el pasado miércoles por 15,6 millones de euros; el impulso de la renovación de flotas de transporte mediante ayudas al achatarramiento, modificación del sistema de propulsión de los vehículos o la implantación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, con 29 millones de euros de inversión; o un completo catálogo de bonificaciones para el transporte público, tanto en autobús como en ferrocarril”, ha concluido María González Corral.

Repsol

Por su parte, el director ejecutivo de Movilidad Iberia de Repsol, José Barreiro, ha afirmado que “este acuerdo con la Junta de Castilla y León es la mejor manera de demostrar que estos combustibles son ya una realidad. Repsol pone a disposición de la sociedad un biocombustible que es una solución equivalente y complementaria a otras vías de descarbonización, como son la electrificación y el hidrógeno y que se puede usar sin necesidad de modificar los motores, aprovechando la infraestructura actual, utilizando la tecnología disponible hoy en día y la flota actual de vehículos”.

Para descarbonizar la movilidad, Repsol apuesta por un modelo energético que combina la electrificación, los combustibles renovables y el hidrógeno. Todas las soluciones energéticas deben tomarse en cuenta para garantizar el suministro y reducir las emisiones de la forma más rápida y eficiente posible.

Por ello, la compañía multienergética mantiene una fuerte apuesta por los combustibles renovables para conseguir su objetivo de convertirse en una compañía cero emisiones netas en 2050. Las principales ventajas de su uso son la posibilidad de utilizarse en vehículos actuales, son cero emisiones netas y fomentan la economía circular.

En este sentido, los combustibles renovables son aquellos que se producen a partir de materias primas renovables. Son cero emisiones netas y, por tanto, garantizan una contribución efectiva a la lucha contra el cambio climático. Concretamente, los biocombustibles avanzados se fabrican a partir de residuos orgánicos como aceites vegetales usados, grasas animales y residuos agrícolas y forestales que no se destinan a la alimentación, por lo que fomentan la economía circular.

Repsol fabrica y comercializa biocombustibles desde hace más de dos décadas, y desde 2019, incorpora residuos orgánicos en su fabricación. Los combustibles renovables ya están presentes en todas las estaciones de servicio en España en un contenido de más de 10% de los combustibles que se venden, conforme a la legislación vigente.

En 2025, Repsol tendrá una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas de combustibles renovables y llegará a más de dos millones de toneladas en 2030, lo que le posicionará como una empresa líder en la producción de estos combustibles en España y en Europa.

Además, y dentro de esa apuesta por los combustibles renovables, la compañía pondrá en marcha, antes de final de año, las dos primeras estaciones de servicio en Castilla y León con combustible renovable, que estarán ubicadas en Ponferrada. Actualmente, Repsol ya cuenta con más de 20 estaciones con este tipo de combustible y tiene el objetivo de desarrollar una red de 50 estaciones de servicio que expenderán este diésel renovable antes de final de año en las principales ciudades y corredores de transporte de la Península Ibérica.

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones