17.3 C
León
domingo, 27 noviembre 2022

La ministra de Transportes recorre la Variante de Pajares, “la mayor obra de ingeniería de España” y un hito histórico para las conexiones entre León y Asturias

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha realizado hoy un viaje en pruebas en un tren de alta velocidad por la Variante de Pajares, donde ha anunciado que la nueva infraestructura se pondrá en servicio “en los próximos meses”, permitiendo recortar los tiempos de viaje entre Madrid y Asturias en más de una hora y cuarenta minutos.

Se trata, en palabras de la ministra, de la mayor obra de ingeniería de España que unirá las provincias leonesa y asturiana tras una inversión de 3.800 millones euros 18 años de trabajos. Hoy, la responsable de Transportes del Gobierno ha asistido al primer trayecto en pruebas entre La Robla y Campomanes. Un día histórico para las conexiones de León que, en pocos meses, llevará la Alta Velocidad a Asturias a través de la Variante Pajares.

“Estamos impulsando la mayor obra de ingeniería ferroviaria para que Asturias esté cada vez más cerca. Para que el trayecto entre Asturias y Madrid se reduzca a 2 horas y 43 minutos y todas las personas puedan elegir el tren como medio de transporte más sostenible, cómodo, fiable y seguro”, ha informado la ministra tras concluir el trayecto en pruebas entre La Robla y Pola de Lena (Asturias). Viaje en el que ha estado acompañada por los presidentes del Principado de Asturias, Adrián Barbón; la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa; la presidenta de Adif y Adif AV, María Luisa Domínguez; y el director general de Operaciones de Renfe, José Luis Cachafeiro. A la visita han asistido además, el subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez; la delegada territorial de la Junta, Ester Muñoz; el presidente de la Diputación, Eduardo Morán; y el alcalde de León, José Antonio Díez.

Pruebas de seguridad y electrificaciones

Durante su visita a la infraestructura, la titular del Ministerio de Transportes ha constatado el buen ritmo al que avanzan las obras de la variante, que encara la recta final para su inauguración. No en vano, el viernes pasado arrancaron las pruebas de los sistemas de seguridad y telecomunicaciones (ERTMS) del tramo con trenes comerciales eléctricos de alta velocidad.

Proceso que se está simultaneando con las pruebas de electrificación de la vía, cuya puesta en tensión se produjo el pasado 20 de septiembre, y con las de adecuación de accesos, sistemas de evacuación e instalaciones de protección civil y seguridad del túnel.

Así, el viaje de hoy es uno más de los que está realizando Adif para la puesta en servicio de esta infraestructura clave para la conexión ferroviaria de alta velocidad de Asturias, con más de 49 kilómetros de túneles, una inversión de más de 3.800 millones de euros y 18 años de trabajos. No en vano, el tramo, que permite salvar el paso bajo la Cordillera Cantábrica, permitirá incrementará la capacidad y la fiabilidad de la conexión León-Asturias e impulsará el tráfico ferroviario de mercancías, contribuyendo a impulsar el uso del ferrocarril y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La Variante de Pajares permitirá evitar el complejo tránsito por la actual rampa de Pajares, caracterizada por fuertes pendientes, mínimos radios de curva, una mayor longitud, hasta 61 túneles entre Busdongo y Puente de los Fierros, y una climatología muy adversa, que dificulta en extremo la operativa y las labores de mantenimiento. Así, el paso por la variante, que se realiza en unos 15 minutos, supondrá un recorte de 37 km respecto al actual itinerario del siglo XIX por el Puerto de Pajares. “Se trata de la mayor obra de ingeniería ferroviaria realizada. Ninguna me impresiona tanto, por su complejidad técnica, como esta variante de Pajares que traerá, ahora ya sí, la alta velocidad a Asturias”, ha aseverado la ministra.

 

Artículos Relacionados

Sigue Conectado

199SeguidoresSeguir
- Advertisement -
Google search engine

Últimas Publicaciones