14.6 C
León
lunes, 17 junio 2024

La Policía Nacional detiene a un falso técnico de calderas y a una mujer que colaboraba con él

Agentes de la Comisaría Local de Policía Nacional de San Andrés del Rabanedo han conseguido detener a dos personas relacionadas con una revisión falsa y cobros improcedentes en revisión de caldera a domicilio como presuntos autores de un delito de estafa.

La operación se inició tras la denuncia de una mujer de avanzada edad, que tras sopesar lo sucedido junto con su marido y comentar lo mismo a un vecino, se dio cuenta de que estaba siendo víctima de una estafa.

Días atrás un varón se personó en su domicilio para realizar la revisión de la caldera de gasoil de su chalé. Este varón tras la revisión, aparentemente rutinaria, realizó un cobro de un importe excesivamente alto y además indicó que la caldera estaba muy mal, suponiendo un riesgo para su seguridad, por lo que debería cambiar varias piezas.

Se ofreció a cambiar las mismas y, al día siguiente, se personó nuevamente en el domicilio, realizando supuestamente la reparación y cobrando el trabajo en efectivo. Concretamente 2.300 euros.

Tras estos dos días de relación, en los que se ganó la confianza de los moradores del chalé, personas de avanzada edad, les convenció de que deberían instalar un sistema de seguridad y videovigilancia en el chalé, para garantizar su seguridad.

Se ofreció a realizar la instalación y les pidió por adelantado todo el dinero en efectivo que pudieran juntar.

Tras realizar el pago comentaron lo sucedido con un vecino que les abrió los ojos y les indicó que estaban siendo víctimas de una estafa, la cual tenían que denunciar.

Por ese motivo y tras haber realizado pagos en efectivo por importe superior a 7.000 euros, las víctimas interpusieron denuncia en la Oficina de Denuncias de la Comisaría Local de San Andrés del Rabanedo.

Ante la evidencia de los extremos relatados por la víctima se inicia una ardua investigación activando un dispositivo para la localización y detención del autor de los hechos.

Tras la localización del vehículo utilizado por el mismo, se ha identificado a éste, que además de tener antecedentes por delitos contra el patrimonio, conducía el vehículo sin carné pues tenía retirado el mismo por diversas infracciones. Se implementó un servicio de vigilancia, comprobando también que colaboraba con una mujer en los hechos.

Finalmente se ha conseguido detener a ambos, como presuntos autores de un delito de estafa.

El modus operandi de estos delincuentes siempre es recurrente, controlan viviendas donde viven personas mayores y a ser posible solas.

Cuando creen que estas personas se encuentran en casa, se personan en la misma, vestidos con prendas de uniformidad y divisas de empresas suministradoras de servicios. Con la excusa de una revisión o comprobación, acceden al domicilio autorizados por el inquilino. Una vez dentro, fingen realizar esa falsa revisión o comprobación, y tratan de otorgar veracidad a la misma, pidiendo documentación de revisiones anteriores y sacando defectos ocultos de la misma.

En ocasiones incluso (aunque este no es el caso), aprovechan despistes de los inquilinos y registran cajones de armarios y mesitas en donde pudieran encontrarse joyas o dinero en efectivo y se hacen con lo que pueden.

La Policía Nacional reitera sus avisos para evitar estafas en domicilios por parte de falsos revisores, técnicos u operarios de compañías y empresas de suministros o de entidades públicas.

Recomendaciones de seguridad

Para no facilitar la actuación del delincuente se recomienda:

Comprobar acreditaciones de inesperados técnicos y cotejar las visitas con las compañías.

Avisar inmediatamente a la Policía si se sospecha de algún fraude.

No facilitar datos sensibles, bancarios, económicos e incluso relativos a la seguridad del propio domicilio.

En la medida de lo posible no guardar cantidades importantes de dinero en efectivo en el propio domicilio, en previsión también de posibles robos con fuerza en el domicilio durante su ausencia.

No realizar pagos en efectivo y solicitar factura de cualquier trabajo realizado.

Comprobar uniformidad y logos en ropa que no coincidan con la empresa que dicen representar.

Por último, ante cualquier mínima sospecha, no quedarse solo con los sospechosos y no perder nunca a los mismos de vista dentro del domicilio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones