8.2 C
León
jueves, 23 mayo 2024

Las hectáreas forestales quemadas en 2023 descienden un 83 % respecto a la media del decenio y el número de incendios se reduce un 34 %

  • Juan Carlos Suárez-Quiñones ha comparecido este martes ante la Comisión de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de las Cortes de Castilla y León para informar sobre el balance de la campaña de lucha contra incendios forestales correspondiente al año 2023.

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha destacado que “la campaña de lucha contra incendios forestales en Castilla y León es una campaña permanente, que se mantiene operativa todo el año, a través de los 10 Centros de Mando abiertos todo el año, basada en una estrategia de carácter integral, atendiendo a todos los aspectos que contribuyen a la lucha contra los incendios forestales, abarcando tanto la prevención como la extinción y la investigación de causas, y de ámbito regional, que atiende a todo el territorio de la Comunidad, con medios distribuidos según las características de nuestro territorio que, cuando las circunstancias lo requieren, pueden desplazarse fácilmente de unos lugares a otros, mediante los protocolos establecidos”. Suárez-Quiñones ha calificado la campaña de 2023 como excelente y excepcional, con unos resultados notables, comparables a las destacadas campañas de 2018 y 2020.

Balance General de Incendios (1 de enero al 31 de octubre)

  • Se registraron 923 incendios, marcando un descenso significativo del 34 % respecto a la media del último decenio (2013-2022).
  • El 82,6 % de los incendios se quedaron en conato, superando la media en un 14,3 %. La superficie forestal quemada fue de 3.371 hectáreas, un 83 % menos que la media del decenio, de las cuales solo 795 hectáreas son de superficie arbolada.
  • Causas naturales, como rayos, aumentaron (8 % a 8,99 %), mientras que incendios por negligencias descendieron (30 % a 25 %).
  • No se registraron Grandes Incendios Forestales y disminuyeron los niveles de gravedad declarados (13 frente a la media del último decenio, que está en 30).

En cuanto al origen de los incendios, se destaca que, tanto aquellos provocados por causas naturales, negligencias y accidentes, como los intencionados, muestran valores significativamente inferiores a la media de los últimos 10 años. El presente año evidencia una disminución en el número de incendios debidos a negligencias y accidentes, totalizando 231 siniestros, lo que representa un 5,16 % menos que la media del último decenio, que alcanza los 422 siniestros. Por otro lado, se observa un aumento moderado en los incendios originados por causas naturales, principalmente rayos, totalizando 83 y representando un 8,99 %, frente al 8,58 % de media (120 de media).

En cuanto a los incendios con intencionalidad, se mantienen en la media, con 514, lo que corresponde al 55,69 % del total. Aunque se aprecia un ligero aumento del 0,51 % respecto a la media del último decenio, que es de 772 siniestros (55,18 %). Los incendios de origen desconocido constituyen el 9,86 %, mientras que los casos de reproducción representan un mínimo porcentaje, el 0,43 %.

Condiciones Meteorológicas

  • La primavera fue cálida y seca, presagiando una campaña complicada. La sequía y altas temperaturas llevaron a declarar Peligro Medio desde el 31 de marzo hasta Peligro Alto a partir del 12 de junio.
  • Las lluvias de junio mitigaron riesgos, aunque julio y agosto fueron secos y calurosos. Septiembre, por su parte, fue cálido y húmedo, lo que mejoró la vegetación.
  • Destacaron condiciones extraordinarias en agosto, que llevaron a declarar alerta en varias ocasiones.
  • Octubre mantuvo las condiciones cálidas y húmedas.

En definitiva, en Castilla y León el verano 2023 ha sido muy cálido y húmedo. El tercero más cálido (junto al verano 2017), desde 1913, fecha a partir de la cual se dispone de más de 10 estaciones disponibles para tener registros. Solo los veranos de 2022 y 2003 han sido más cálidos. Desde el punto de vista pluviométrico, destaca la gran diferencia entre la precipitación registrada en junio, con superávit del 121 %, y la correspondiente a julio y agosto, con déficit de precipitación (70 % y 83 %, respectivamente), tomando como referencia el periodo 1991-2020.

Distribución geográfica

Como es habitual, la parte oeste de la Comunidad concentra la mayor incidencia de incendios forestales, abarcando el 64,6 % de los incendios totales (104), el 47 % de incendios y conatos (433), el 66,72 % de la superficie forestal quemada (2.249 ha), y el 80 % de la superficie arbolada afectada (635 ha) en las provincias de León, Salamanca, y Zamora. Este año, se añaden los datos de Ávila, con 101 incendios (84 conatos y 17 incendios), que quemaron 560 hectáreas. También, la provincia de Burgos reporta 99 incendios (84 conatos y 15 incendios), con una superficie afectada de 412 hectáreas.

Estos números resaltan la necesidad de continuar concienciando a la población sobre la importancia de extremar precauciones y evitar imprudencias. También es importante observar las normas establecidas, adoptar medidas preventivas y colaborar en la investigación de causas, son aspectos esenciales. La denuncia a las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado se presenta como un medio fundamental para identificar, detener y sancionar a los responsables de incendios intencionados.

Operativo

La campaña actual enfatiza la destacada labor del Operativo, coordinado desde los 10 Centros de Mando, logrando un porcentaje histórico de conatos (82,6 %) y evitando que ningún incendio alcanzara la categoría de Gran Incendio Forestal (GIF).

El despliegue máximo del Operativo durante la EPA contó con 4.715 efectivos, todos ellos profesionales forestales (4.377 pertenecientes a la Junta de Castilla y León y 338 de la Administración General del Estado). Esto supuso un incremento de 175 efectivos con respecto a 2022 e incluyó la incorporación de nuevos técnicos, la creación de un nuevo servicio en Servicio Centrales, la mejora de jefaturas en los Servicios Territoriales, la adición de 28 operadores a los Centros de Mando, y la inclusión de 4 Unidades de Brigada y Autobomba (UBA) en Ávila, León, Salamanca, y Zamora.

En el ámbito aéreo, se dispuso de 34 medios, entre ellos 22 helicópteros y 1 avión de la Junta de Castilla y León, así como 5 helicópteros y 6 aviones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a los que se sumaron los medios aéreos del Estado con despliegue nacional.

Se contó con un total de 209 cuadrillas, de las cuales 134 eran terrestres y 75 helitransportadas. Asimismo, se disponía de 325 autobombas y vehículos pick-up, con la renovación de la flota de autobombas gracias a los fondos europeos FEDER REACT-UE, que permitieron la adquisición de 30.

El Operativo se benefició de 37 bulldozer para el ataque de incendios y la revisión de cortafuegos, así como de 271 puestos y cámaras de vigilancia. Se mantuvo el Convenio de Defensa de los Campos de Tiro, el único de este tipo en España, que permitió la colaboración con 4 cuadrillas de tierra y 1 máquina bulldozer.

Mejoras del Personal

Actualización del Marco Normativo y de Planificación:

  • Nuevo Título 15 en el Convenio Colectivo para el personal del Operativo.
  • Trámite de información pública para el nuevo Plan Especial de Protección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales en Castilla y León (INFOCAL).
  • Trámite de información pública para el Plan Anual de Prevención, Vigilancia y Extinción de Incendios Forestales de 2024.

Mejoras del Personal de Dirección y de los Centros de Mando:

  • Creación de 40 nuevas plazas de técnicos de apoyo en la RPT, distribuidas en 4 por Centro de Mando durante todo el año.
  • Apertura de los Centros de Mando las 24 horas y especialización del personal, con 28 nuevas plazas de Operador de Centro de Mando.
  • Mejora de la especialización y eficacia en equipos de apoyo de los PMA, con la incorporación de analistas de planificación y comportamiento del fuego y especialistas en investigación.
  • Servicio asociado a los PMA para la organización de radiocomunicaciones.

Mejoras del Personal Laboral Operacional:

  • Ampliación del periodo de trabajo del personales de las cuadrillas de tierra y helitransportadas.
  • Ampliación del periodo de trabajo del personal encargado de las operaciones con autobombas.
  • Ampliación a 6 meses del tiempo de trabajo del colectivo de escuchas de incendios.

Colaboración

Un Operativo que en estos 10 meses ha realizado un total de 1.527 intervenciones en incendios forestales y de vegetación, atendiendo, además de los incendios forestales producidos en la Comunidad (923), y en base a la colaboración en la lucha contra incendios con otras administraciones:

  • 33 incendios forestales fuera de Castilla y León, destacando las 10 intervenciones en Portugal y 23 en otras CC.AA: 10 Cantabria, 6 Extremadura, 2 Galicia, 2 Madrid, 1 Castilla-La Mancha, 1 La Rioja y 1 País Vasco.
  • 604 incendios no forestales, urbanos y agrícolas, (el 40 % de las intervenciones) acudiendo en auxilio de los medios locales de ayuntamientos y diputaciones en la extinción.
  • Además de 698 falsas alarmas o despachos sin actuación, que ratifican la rapidez de intervención del Operativo, buscando llegar lo antes posible, ante un aviso, para dejar el posible incendio en conatos.

De forma recíproca, Castilla y León ha contado con el apoyo:

  • De otras CC.AA. en 7 ocasiones (3 Madrid, 3 Extremadura y 1 Castilla-La Mancha).
  • De diputaciones, mancomunidades y ayuntamientos, mediante los convenios para que algunos de sus vehículos colaboren en la lucha contra los incendios forestales y las actuaciones preventivas de limpieza en las zonas periurbanas y de transición a la zona forestal y otras labores selvícolas y de desbroce en los entornos de los pueblos en el marco del Plan de Empleo Forestal Local.
  • Y de la Administración del Estado con la intervención de medios aéreos del MITECO, en 44 ocasiones. Este año no ha sido necesaria la intervención de la UME en ninguno de los incendios declarados y de la Guardia Civil, del SEPRONA, en la investigación de causas de incendios e identificación y detención de autores.

El consejero ha recordado que “ la colaboración de las distintas administraciones, de las que todas ellas tienen competencias en este ámbito, y colaboración de la población civil, son aspectos esenciales en la lucha contra los incendios forestales en nuestro territorio”.

Conclusión

La campaña 2023 destacó por su excepcionalidad, con resultados positivos atribuidos a condiciones meteorológicas favorables, la responsabilidad de la población y la eficacia del operativo. El consejero ha agradecido el trabajo del personal del operativo y resaltado la importancia de mantener la estrategia integral para preservar la seguridad y la biodiversidad en Castilla y León. Además, ha incidido en la mejora continua del operativo en concordancia con el Diálogo Social.

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones