30.7 C
León
lunes, 22 julio 2024

Satisfacción en Castilla y León por la eficacia de la campaña ‘Ser Libre. Estar Viva’ contra la violencia de género

  • La delegada del Gobierno ha analizado el desarrollo de la campaña desplegada durante el periodo estival y que ha estado presente en los principales festivales y fiestas patronales
  • En cuanto a los Puntos Violeta ha mostrado su desacuerdo con la actuación del Ayuntamiento de Ponferrada que impidió su instalación durante las pasadas fiestas de La Encina
  • Se trata de un primer análisis preliminar, los resultados definitivos se obtendrán en unas semanas cuando termine la campaña

Esta mañana la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, ha mantenido una reunión de trabajo en Segovia con las responsables de las unidades contra la Violencia sobre la Mujer de las nueve subdelegaciones de Castilla y León. En ella, además de presentar la convocatoria de las Meninas 2023, se ha valorado de forma preliminar los resultados que está dando la campaña de la Delegación del Gobierno en Castilla y León ‘Ser Libre. Estar Viva’. “Haremos un balance más detallado cuando termine el marco temporal de la campaña, dentro de tres semanas. Pero por las informaciones que vamos recibiendo, está siendo eficaz”, ha explicado la delegada del Gobierno quien ha añadido que este verano no ha tenido “nada que ver”, con el verano anterior por ejemplo, con el miedo del verano pasado al pinchazo y a la sumisión química.

‘Ser libre. Estar viva’ es una campaña integral que no persigue únicamente la concienciación sobre este atroz estigma social a través de la información. Va más lejos porque ahonda en la prevención, con el apoyo de las fuerzas y cuerpos de seguridad, en la identificación y detención de los autores de delitos contra la mujer y en la atención a las víctimas.

Se han celebrado y se celebran (todavía hay pueblos y ciudades en fiestas) juntas locales de seguridad con los ayuntamientos organizadores de los eventos festivos. Son juntas que copresiden los subdelegados con los alcaldes y en las que están presentes las fuerzas y cuerpos de seguridad: Guardia Civil o Policía Nacional y Policía Local. Además de otras instituciones o entidades si así se considera necesario como Cruz Roja, servicios médicos, bomberos o protección civil, por poner algunos ejemplos.

Dentro de las actuaciones en materia de seguridad que los subdelegados y subdelegadas no han pasado en ningún caso por alto están las referidas a combatir la violencia machista.

Un elemento esencial de esa labor de concienciación es el Punto Violeta, un espacio físico con guías informativas, materiales divulgativos y personas identificadas que están preparadas en la lucha contra la violencia machista. Es un instrumento promovido por el Gobierno de España para implicar al conjunto de la sociedad en la lucha contra la violencia machista y extender, de forma masiva, la información necesaria para saber cómo actuar ante un caso de violencia contra las mujeres.

Las políticas públicas contra la violencia machista tienen ahora otro enfoque puesto que sitúan esta lacra como un problema estructural que requiere de la implicación del conjunto de la sociedad para acabar con ella. La implicación que se pretende conseguir encuentra su faro en esos puntos violetas que recuerdan en todos los eventos multitudinarios que la violencia contra las mujeres “por el hecho de serlo cometidas por hombres que, también por el hecho de serlo, se sienten superiores, es un problema de primerísima magnitud que no podemos seguir tolerando ni un momento más”.

Ese faro que son los puntos violetas sirve también para acercar los servicios integrales a las víctimas y para facilitar información sobre cómo actuar ante un caso de violencia machista.

Durante estas semanas festivas se ha puesto el acento en la disuasión mediante la presencia ostensible de policías nacionales y de guardias civiles de uniforme, incluso con todos los predicamentos de unidades especializadas a caballo, con perros, drones o de intervención. “En la coerción, con la presencia de agentes de paisano que pueden frenar conductas machistas. Y en la identificación y detención de los autores de los delitos si por desgracia estos llegan a producirse”, ha añadido la delegada del Gobierno.

‘Ser Libre. Estar Viva’ ha estado presente en los principales festivales musicales que durante el verano han recorrido Castilla y León: el Sonorama Ribera de Aranda de Duero con 150.000 visitantes acumulados; el Enclave de Agua de Soria, con unos 40.000; el 40 SummerLive de Simancas, con 7.000 personas; el Ebrofest de Miranda de Ebro, al que asistieron unas 20.000 personas.

Lo seguirá estando en festivales que aún no se han celebrado, como el Monoloco Fest que en León congregará el 7 de octubre a unos 10.000 jóvenes. “Sí, jóvenes, porque son mayoritarios en estos eventos y por eso la campaña se fijaba preferentemente en ellos”, asegura la delegada Barcones.

A estas presencias en festivales hay que sumar las que han tenido lugar en jornadas especiales como las Jornadas Medievales de Ávila, que congregan a más de 100.000 personas. Igualmente, las fiestas patronales de ciudades y pueblos. Cito algunas como las fiestas de Palencia, Astorga en la provincia de León o Miranda de Ebro en Burgos, entre otras.

“Insólita situación en Ponferrada”

En casi todas ellas se contó con la colaboración de los ayuntamientos y estos ayuntamientos tuvieron también la colaboración de la Delegación del Gobierno. Virginia Barcones ha matizado que “casi”, porque la semana pasada se vivió la “insólita situación” de que el Ayuntamiento de Ponferrada, en León, no quiso ubicar puntos violetas en sus principales eventos “y, además, no permitió que desde la Subdelegación de León supliéramos esta carencia colocando nuestros propios puntos violetas. No nos concedió la preceptiva autorización”.

En este sentido, la delegada del Gobierno reiteró su agradecimiento a las integrantes de la Plataforma contra las Violencias Machistas de El Bierzo y Laciana “por su compromiso y colaboración a la hora de distribuir el material de la campaña entre los asistentes a los tres eventos musicales más multitudinarios de estas fiestas de Ponferrada”.

“No podemos permitir y no vamos a hacerlo esos discursos negacionistas de la violencia de género que se han afincado en algunas instituciones. Contra la violencia machista, ni un paso atrás. Hay mucho en juego. Está en juego la vida de muchas mujeres”, ha añadido Barcones. La delegada ha recordado que España ha vivido un “verano trágico” con 15 mujeres asesinadas entre julio y agosto por su pareja o expareja. Una de ellas en Castilla y León, en Béjar (Salamanca).

La inmensa mayoría de las entidades locales están comprometidas en la lucha contra la violencia machista. Para ayudarles a desarrollar actuaciones de este tipo, del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, del Gobierno de España, los ayuntamientos de Castilla y León han recibido 22 millones de euros desde 2018. Este año recibirán 4,6 millones de euros de los cuales más de 425.000 euros vendrán a parar a los ayuntamientos de la provincia de Segovia. El Pacto de Estado aporta también dinero a la comunidad autónoma de Castilla y León. Ha percibido este año 14 M€ del Gobierno de España para combatir la violencia contra la mujer.

Durante la reunión de trabajo con las responsables de las unidades contra la Violencia sobre la Mujer se han programado ya algunas de las acciones que se llevarán a cabo desde estas unidades durante el resto del año. De esta manera, se lanzará en medios de comunicación otra campaña contra la violencia de género cuando se aproxime el 25 de noviembre. Se desarrollarán jornadas de sensibilización y formación de todo tipo, teniendo lugar una de ellas sobre ciberviolencia en Segovia.

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones