22.6 C
León
sábado, 13 abril 2024

Una beca Ralbar ha realizado este verano en Burón un proyecto de dinamización turística

  • Marta Puerta de la Riva, que cursa estudios de Turismo en la ULE, ha llevado a cabo un interesante programa con investigación, hacenderas y todo tipo de actividades.

Marta Puerta de la Riva, que cursa estudios del Grado de Turismo en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de León (ULE), ha sido responsable de un proyecto titulado ‘Plan de dinamización turística del municipio de Burón’, una de las doce propuestas que resultaron seleccionadas por las becas ‘Ralbar’ que impulsa la institución académica con la colaboración de la Fundación Banco Sabadell, y que tienen el objetivo de llevar a cabo iniciativas de dinamización territorial para contribuir a activar social, económica o culturalmente los espacios rurales.

El Plan de dinamización turística del municipio de Burón pretendía, en palabras de la estudiante becada,dar a conocer, tanto a los habitantes como a las entidades del propio Ayuntamiento de Burón y de la comarca, todos los recursos, sobre todo culturales, que se encuentran sin explotar”.

Para ello, y durante los meses de julio y agosto, Marta Puerta ha llevado a cabo labores de investigación de recursos culturales especialmente, dado que de los naturales existe un buen inventario por el sitio donde se enclava y por pertenecer al Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre”. En la investigación ha sido necesario un buen trabajo de campo, de lectura de estudios publicados, tanto en la web como de libros y de entrevistas a la población local, para posteriormente comprobar donde se ubican los elementos y corroborar su existencia, para así elaborar un completo inventario.

RECUERACIÓN DE LAS TRADICIONALES ‘HACENDERAS’

Para la implicación de la población local (oriundos y veraneantes), la estudiante de la ULE se propuso “recuperar las tradicionales hacenderas bajo el lema ¡Que todo sea por el bien del pueblo!”. En dichas actividades, y a petición de las Juntas Vecinales, se llevaron a cabo trabajos en Lario, Polvoredo, Burón y Cuénabres, entre los que se pueden citar la recuperación y acondicionamiento de fuentes, la pintura con barnices protectores a vallas de madera, la reparación de caminos para paseos, la limpieza de calles y de edificios de usos múltiples o la pintura de lugares que lo necesitasen.

Otras actividades que se llevaron a cabo fueron un taller de pintura y decoración de bolas de hierba que sirven como atractivo y reclamo turístico, y también una salida para la observación de las estrellas en la localidad de Lario.

Es importante destacar que se logró abrir el Museo Etnográfico de la Casa del Parque de Valdeburón, que llevaba cerrado al menos diez años. A este respecto, Marta Puerta de la Riva explica que “fue muy reconfortante, -explica Marta Puerta de la Riva-, ver como hijos y nietos descubrían los útiles que padres y abuelos habían donado desinteresadamente o simplemente enseñarles como trabajaban con esas herramientas”.

Aunque la valoración de esta experiencia es muy positiva, la joven apunta que esperaba “una mejor acogida por parte de algunas juntas vecinales y población”. No obstante, el proyecto le ha servido para conocer de primera mano cómo es la situación actual del municipio, cómo saber orientar los trabajos en materia turística y cómo responde la población local ante la propuesta de actividades.

“Creo sinceramente, -explica-, que las becas RALBAR son una oportunidad muy buena, al menos en mi caso, para saber cómo responde y se aplica el trabajo y estudios realizados en el ámbito y lugar que hayas elegido. Es también una vía que abre las puertas en el ámbito laboral y que, aunque donde hayas realizado las actividades no te reconozcan tu trabajo, otros sí lo harán y querrán que lo apliques. Por ello, recomiendo que los estudiantes no duden en aplicar y presentar su proyecto Ralbar donde reflejen todas sus ambiciones y muestren su capacidad y calidad de trabajo y de saberes”.

Por último, Marta Puerta de la Riva desea expresar su agradecimiento a la propia institución y a la Fundación Banco Sabadell, y muy especialmente a su familia “que no dudó en apoyarme y participar en todas las actividades, y a mi tutora del proyecto Cristina Vela Lira por su apoyo, predisposición y ayuda. También a todas aquellas personas que no dudaron en participar en las actividades que se realizaron en sus pueblos y que tras ellas agradecieron que se recuperaran esos momentos de comunidad en hacendera. Por supuesto, -concluye-, al Ayuntamiento de Burón, que fue la entidad colaboradora y permitió que realizaran estas actividades en el municipio, y a la Casa del Parque de Valdeburón por abrirme sus puertas”.

Artículos Relacionados

Últimas Publicaciones