26.3 C
León
domingo, 25 septiembre 2022

De las extrañas autonomías

El papel de los ciudadanos es el gozne sobre el que se desarrolla la actividad democrática constitucional y siempre, claro está, dentro de un Estado de Derecho.

 

El papel de los ciudadanos en la construcción de un “Estado Autonómico Regional” {E.A.R.}, puede y debe ser fácilmente entendible/asimilable/seguible,  en todo momento.

 

El papel de los ciudadanos se inicia con anterioridad, o sea de forma previa al {E.A.R.}, donde se tiene como referente la total y completa situación territorial especificada constitucionalmente.

 

{1°}©¤₪

La especificación territorial, de índole constitucional, debe estar establecida sobre  y solo los sujetos actores de:

 

1°) todos los ciudadanos

2°) todas las regiones

3°) todos los pueblos regionales

 

{2°}©¤₪

El itinerario procedimental impregna, en forma reglada, con un “Estado Regional” en cumplimiento de:

 

[1°] “principio de competencialidad”

[2°] “principio de equiparación”

[3°] “principio de conformidad”

[4°] “principio de equipotencialidad”

[5°] “principio de igualdad”

[6°] “principio de la libre voluntariedad”

[7°] “principio de participación ciudadana”

 

{3°}©¤₪

Así que tenemos una situación dual, desde una posición umbral a otra subsiguiente (posible y voluntaria),  para considerar :

 

(1°) ESTADO REGIONAL

(2°) ESTADO AUTONÓMICO REGIONAL

 

{4°}©¤₪

Tenemos que escenificar, a plenitud, la situación del ESTADO REGIONAL de forma inicial previa constituyente. Al objeto de su:

 

1°) delimitación conforme, 

2°) estructuración completa (interna y externa) 

3°) caracterización ilativa.

 

{5°}©¤₪

En España, vamos a procurar ir al inicio del ESTADO REGIONAL, que está ubicado cuando se significan, tanto de forma jurídica como en aplicación legal, todo el teselar conjunto regional.

 

{6°}©¤₪

La significación del trasunto regional tiene su plasmación en tanto y cuanto la conformación establecida es actuante, tanto si lo es en:

 

1°) su completitud

2°) parcialidad alicuota.

3°) su ausencia

 

{7°}©¤₪

La territorialidad española del S. XIX, marca amplia, umbral y determinativamente, la consideración estructural a tener presente en los procesos constituyentes que se establecen en el S. XX, en los años 1931 y 1978.

 

El itinerario especificado no puede albergar: 

 

(a) anomalias procesuales, 

(b) inventivas atípicas 

(c) extrañezas considerativas.

 

ya que solo y exclusivamente la uniformidad legal, decantada jurídicamente, corrobora todo el proceso.

 

Francisco Iglesias Carreño

Presidente PREPAL

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Sigue Conectado

168SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

Últimas Publicaciones