De lunes a viernes, de 9 a 14 horas, con aforo limitado e imposibilidad de uso de zonas comunes para evitar contagios, se abrirá el cementerio municipal. Asimismo, se informa de la celebración el próximo jueves del primer mercado de la “nueva normalidad”

El Ayuntamiento de Valencia de Don Juan vuelve poco a poco a restablecer sus servicios y se va adentrando en la “nueva normalidad” que supone convivir con un virus tan letal como el Covid-19. A partir de este lunes, el Cementerio municipal volverá a abrir sus puertas pero con las lógicas limitaciones que la emergencia sanitaria impone.

El horario de apertura queda establecido de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas, siendo una hora la estancia máxima permitida por ciudadano. El aforo máximo será de 20 personas simultáneamente, circunstancia que estará controlada por voluntarios de la Agrupación de Protección Civil y por la Policía Local.

Asimismo, y para prevenir al máximo los contagios, no se permitirá la entrada a las zonas comunes, como los baños, ni manipular elementos ornamentales de fosas y nichos (floreros, fotografías, esculturas).

El Ayuntamiento en pleno, aunque no esté contemplado en la Orden Ministerial que regula las actividades permitidas en Fase 1 y en la que flexibiliza la ‘desescalada’ para poblaciones inferiores a los 10.001 habitantes, considera necesario que las familias puedan honrar y velar a sus seres queridos después de unos meses largos, duros y difíciles para todos. Esta iniciativa se adopta una vez elevada consulta a Subdelegación de Gobierno, que ha facultado la apertura.

Respecto al mercado semanal, el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan procederá a su reapertura el próximo jueves, una vez consultada la totalidad de vendedores que tienen licencia. En los primeros mercados, y mientras dure la etapa de la desescalada, los puestos del sector textil han decidido (salvo excepciones puntuales) no acudir por seguridad tanto de comerciantes como de clientes.

En consecuencia, se procederá a la apertura básicamente de los puestos de alimentación, que se instalarán en el interior de la Plaza Mayor, con una de separación de al menos dos metros entre ellos, habilitándose una única entrada por la Plaza Reyes Católicos y una única salida por la calle Maravillas, ambas vigiladas para prevenir aglomeraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *