6.2 C
León
domingo, 29 enero 2023

La Junta reconoce el esfuerzo ambiental de 116 empresas de Castilla y León

  • El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presidido el acto de entrega de placas de reconocimiento a 116 empresas de Castilla y León por su esfuerzo en la gestión ambiental durante los últimos tres años.
  • Empresas que voluntariamente han implantado el Sistema de Gestión y Auditoría Medioambientales EMAS, que han adherido sus productos a la Etiqueta Ecológica Europea y que han obtenido su autorización ambiental.
  • El acto se ha celebrado en el transcurso de la jornada ‘Sostenibilidad en empresas’, como encuentro para reconocer su esfuerzo en materia de medio ambiente y para su difusión al conjunto de la sociedad.
  • Suárez-Quiñones ha defendido estas prácticas empresariales sostenibles como ejemplo de comportamiento responsable y comprometido, y que evidencia una relación positiva entre economía y medio ambiente.

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, ha reconocido públicamente en esta edición el esfuerzo que han hecho las empresas Ilunion Lavanderías SA, en su centro de Valladolid, y Producciones MIC, en San Andrés del Rabanedo (León), que se han inscrito en el Registro de organizaciones adheridas al Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambientales EMAS de Castilla y León. La adhesión a este sistema implica su validación por verificadores medioambientales acreditados que constatan la reducción de los impactos ambientales adversos, la optimización de los procesos de producción y la mejora de la eficiencia en el uso de los recursos, así como la difusión y comunicación de información sobre su comportamiento medioambiental a los grupos de interés y al conjunto de la sociedad.

Asimismo, se ha reconocido a la empresa Drylock Technologies SL, de Segovia, al acreditar treinta productos absorbentes de higiene personal con la Etiqueta Ecológica Europea, que supone reducir su impacto medioambiental durante todo su ciclo de vida al sustituir sustancias peligrosas por otras más seguras.

Además, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio ha hecho entrega también de una placa de reconocimiento a 113 empresas que han obtenido autorización ambiental tanto del sector industrial como agroganadero, requisito indispensable para explotar la totalidad o parte de sus instalaciones. Para conseguirlo, el promotor debe acreditar que los posibles focos de contaminación y los riesgos de accidentes mayores cuentan con sistemas y protocolos para minimizarlos. Estas autorizaciones se revisan periódicamente para adaptarlas a las mejores técnicas disponibles en cada momento, a fin de reducir progresivamente la incidencia ambiental.

En Castilla y León hay 940 instalaciones que cuentan con autorización ambiental, de las que 680 son ganaderas. En este régimen se encuentran las empresas productivas con mayor volumen de facturación de la Comunidad Autónoma, con una cifra anual superior a los 13.000 millones de euros. La autorización ambiental supone la creación de un centro importante de producción y paralelamente de empleo, ya que los centros de menor entidad no requieren esta autorización.

En las 116 instalaciones que han obtenido la autorización ambiental estos tres últimos años, se encuentran representados los sectores agroalimentario, farmacéutico, automoción y valorización, principalmente.

Responsabilidad ambiental empresarial: ejemplo para la sociedad

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha defendido en la clausura de este acto que “la difusión de estas prácticas empresariales sostenibles al conjunto de la sociedad sirve de ejemplo de comportamiento responsable y comprometido, y evidencia que existe una relación positiva entre economía y medio ambiente”.

En este sentido, la adhesión al Sistema EMAS y la acreditación de productos con la Etiqueta Ecológica Europea sirve como herramienta de mejora continua del comportamiento medioambiental y de promoción, “que abre oportunidades de negocio en mercados donde los procesos de producción ecológicos son importantes y mejora también la relación con los clientes, con el entorno local y con la administración”, ha concluido Suárez-Quiñones.

Artículos Relacionados

Sigue Conectado

222SeguidoresSeguir
- Advertisement -
Google search engine

Últimas Publicaciones