6.7 C
León
martes, 6 diciembre 2022

Un conductor circula en sentido contrario en la autovía A-66/AP-66 durante 24 kilómetros

Efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de León han investigado a un varón de 78 años de edad y con domicilio en la provincia de León, como presunto autor de un delito de conducción temeraria.

Los hechos tuvieron lugar el día 16 de octubre a lo largo de 24 kilómetros por la autovía A-66 y parte de la autopista AP-66 de la provincia de León. A las 22:25 horas la Central Operativa de Tráfico de la Guardia Civil de León después de recibir el aviso tanto del servicio de Emergencias 112 como de varios conductores que se cruzaron con un vehículo circulando en sentido contrario, movilizó a varias patrullas de la Agrupación con el objeto de interceptarlo aplicando el protocolo establecido al efecto.

Para ello, una de las patrullas de Tráfico se situó a su altura en la misma vía pero en el sentido correcto de la autovía A-66, circulando de este modo varios kilómetros, instándole mediante señales luminosas, acústicas y emitiendo mensajes de advertencia con el sistema de megafonía del vehículo oficial, para que se detuviese en un lado de la calzada.

Mientras, otras patrullas retenían el tráfico y cortaban los accesos de los vehículos que circulaban correctamente pero que se podían encontrar con el kamikaze por varias carreteras de la provincia.

Dado que el conductor hizo caso omiso de las indicaciones de los agentes, estos se tuvieron que adelantar hasta el siguiente acceso a la autovía, estableciendo un bloqueo en la calzada impidiendo posibles accidentes con los vehículos que circulaban en sentido opuesto, consiguiendo con ello la detención de la marcha del vehículo.

La conducción en sentido contrario es el exponente de la conducción más inapropiado y crea un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial y la gravedad del accidente y de las víctimas, debido a la velocidad de ambos vehículos y el posible choque frontal de los mismos.

Esta conducta al volante podría conllevar administrativamente hasta 500 € de sanción, retirada de 6 puntos del permiso de conducción y penalmente podría ser castigada con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.

Las diligencias instruidas y la persona investigada, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Villablino. 

Artículos Relacionados

Sigue Conectado

199SeguidoresSeguir
- Advertisement -
Google search engine

Últimas Publicaciones